Guía de características y requisitos para alquilar una nave industrial

Si buscas un amplio espacio para desarrollar tu proyecto comercial o industrial, te invitamos a seguir leyendo y conocer todas las características y requisitos para alquilar una nave industrial

Las naves industriales son amplias construcciones que son desarrolladas de manera específica para el almacenamiento de bienes industriales y materias primas, es decir, para el manejo de máquinas, medios de transporte, resguardo de mercancías, etcétera. Es por esto que cuentan con grandes espacios, adecuados para su correcto funcionamiento o producción y, generalmente, estos se encuentran en cercanía con parques industriales. 

A pesar de que el término es recientemente empleado, desde tiempos de la Revolución Industrial se utilizaban este tipo de construcciones o edificios industriales. Sin embargo, debido a la falta de tecnología y avances arquitectónicos, no se contaba con todos los aspectos necesarios para poder almacenar y producir de manera óptima. Por el contrario, en la actualidad se toman en cuenta aspectos como la iluminación, refrigeración, calefacción, entre otras cosas.

Asimismo, el uso que se le da a las naves industriales puede ser variado, pero al alquilar una nave industrial debes asegurarte que esta cumpla con algunas características indispensables para poder tomar una buena decisión y, posteriormente, cumplir con los requerimientos para poder realizar tu contrato de alquiler. 

Continúa leyendo para conocer acerca de las características y requisitos para alquilar una nave industrial.

¿Cómo elegir una nave industrial?

  • Define el uso que le darás
  • Escoge el tipo de nave industrial
  • Verifica que cuenta con los servicios y elementos que necesitas
  • Considera su ubicación

Define el uso que le darás

Una nave industrial sirve, generalmente, para el almacenaje, producción y operación de maquinarias industriales; sin embargo, también cuenta con una variedad de funciones alternativas para las que un espacio de grandes dimensiones puede resultar ideal.

Muchas personas optan por utilizar su nave industrial para diversos centros de entretenimiento, por ejemplo, para la instalación de rocódromos o go karts, o bien, para la implementación de oficinas o locales comerciales, entre otras cosas. Sin embargo, el uso comercial-industrial suele ser el más común y, en muchas ocasiones, el único que es permitido por el arrendatario.

De igual manera, existen diversos tipos de clasificaciones de usos para una nave industrial, estos son:

  • De uso comercial para emprendedores de negocios
  • Fabricación y almacenamiento de productos
  • Suministrar y almacenar materiales para construcción
  • Para la distribución mayorista
  • Almacenaje minorista de una empresa comercializadora
  • De uso estacional, es decir, para el almacenamiento de productos por temporadas

Delimitar el uso que le darás a tu nave industrial en alquiler es esencial para elegir el espacio ideal en el que podrás ejercer un buen desempeño de tu proyecto comercial, industrial o personal.

Escoge el tipo de nave industrial

Para poder optar por alguna de las naves industriales en alquiler, una vez delimitado el uso que le darás, debes escoger el tipo de nave industrial que se adapte a tu proyecto. Estas se clasifican por los materiales de los que están hechos:

  • Naves de estructuras metálicas: su proceso de construcción suele ser rápido, ya que están hechas con estructuras y vigas de acero, con espacios amplios e iluminados; sin embargo, al resultar escasa su rigidez, impide la construcción de estructuras hiperestáticas.
  • Naves de hormigón: de estructuras rígidas, por lo que brinda la opción de construir más sobrestructuras a lo amplio de la nave. Cuenta con un buen sistema antiincendios y no requiere, usualmente, de otro tipo de tratamientos.
  • Naves mixtas: producción realizada con metal y hormigón; la combinación de materiales permite la construcción de geometrías especiales, flexibles y de fácil adaptación.

Verifica que cuenta con los servicios y elementos que necesitas

Una vez que delimitado el tipo y uso que se le dará al espacio, es momento de escoger la mejor opción de nave industrial en alquiler basándote en los servicios y elementos adicionales que brinda.

Debes considerar aspectos como:

  • El equipo: debe contar con la división de zonas y equipamiento necesario para poder desempeñar de manera óptima tu trabajo
  • Indicadores de temperatura y humedad: esto, sobre todo, si almacenarás productos alimenticios o que requieran una temperatura específica para su conservación.
  • La implementación de seguridad: ya sea mediante una caseta de vigilancia o cámaras, es de suma importancia que tu nave industrial cuente con la seguridad necesaria

Considera su ubicación

Con esto nos referimos a que, para poder elegir una nave industrial en alquiler, debes cerciorarte de que el inmueble cuenta con una ubicación a la que es fácil acceder mediante transportes de carga y desde donde sea posible planear una logística de distribución eficaz. 

Ya que, si se llegara a encontrar en lejanía con las importantes vías de acceso y comunicación, aumentan los tiempos de entrega, los precios de logística y, por lo tanto, el precio de los productos. Además, correrás el riesgo de que tus proveedores o clientes opten por declinar la compra debido a los largos tiempos de entrega.

Una vez que hayas decidido sobre todas las características para escoger una nave industrial en alquiler, llegó el momento de realizar el contrato. Para poder realizar el contrato y obtener tus derechos de uso como arrendatario, debes cumplir estos requisitos para alquilar una nave industrial.

¿Cuáles son los requisitos para alquilar una nave industrial?

  • Reunir la documentación necesaria
  • Definir el objeto del contrato
  • Establecer las reglas generales

Reunir la documentación necesaria

El primer requisito para alquilar una nave industrial es reunir los documentos necesarios para poder generar un contrato de arrendamiento. El contrato debe contener el nombre completo de cada una de las partes involucradas, para lo que se requiere un documento de identidad; clave única de registro de población (CURP) -en caso de ser persona moral, su denominación, razón social y RFC-; comprobante domiciliario de ambas partes, correo electrónico o algún medio para mantener comunicación.

Asimismo, deberás verificar que el arrendador es dueño del bien inmueble, por lo que puedes solicitar que te muestre las escrituras de este, y rectificar que todos los datos coincidan (nombre, superficie y dirección de la nave, etc).

Definir el objeto del contrato

Es esencial que notifiques a tu arrendador el uso que le darás a la nave industrial y que esto quede claramente especificado para evitar malentendidos o malas inversiones, puesto que  la nave industrial deberá contar con los permisos, licencias o autorizaciones brindados por las autoridades correspondientes en donde se dictamine el uso que se le puede dar al espacio. 

En el contrato deben estar claramente especificadas las medidas y ubicación de la nave industrial en alquiler, por esto mismo, antes de firmar tu contrato de arrendamiento, deberás realizar por lo menos una visita a esta. Conocer la distribución de los espacios y su capacidad de acomodo es algo esencial para poder decidir y esto muchas veces no es tan claro en fotografías.

Establecer las reglas generales

Finalmente, para culminar la generación del contrato para una nave industrial en alquiler es necesario que de manera escrita queden estipuladas las reglas generales para el uso del espacio. También es importante aclarar el costo de renta y el tipo de moneda que se solicitará para poder ejercer el pago. 

Asimismo, en cuanto a la vigencia que tendrá el contrato, muchos arrendadores imponen un tiempo mínimo de renta, que puede ir desde 6 meses hasta 3 años. 

También, se debe certificar que el estado de la nave industrial se encuentra en condiciones adecuadas para poder hacer uso de ella. Es decir,  que cuente con las instalaciones adecuadas y medidas de seguridad para prevenir cualquier tipo de accidente.

En el contrato se deben incluir otras especificaciones, como: no subarrendar a menos de que se llegue a un acuerdo con el arrendador, solicitar permiso si se busca hacer una modificación dentro del bien inmueble, pagos puntuales -y el establecimiento de un interés en caso de que no sea así-, entre otros puntos básicos.

¡Ahora que conoces las características y requisitos para alquilar una nave industrial, comienza a darle crecimiento a tu proyecto en uno de estos espacios de almacenamiento! 

Encuentra la nave o bodega industrial que mejor se adecúe a tus necesidades en Vivanuncios, el mercado de bienes raíces más importante en México.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend