¿Cómo hacer una vivienda sustentable?

Si estás buscando contribuir dejando tu huella ecológica, lleva a cabo estos consejos para tener una vivienda sustentable.

Mantener una casa completamente ecológica puede ser una tarea que requiera de mucho trabajo si ya está construida, sin embargo, puedes animar a tu familia a colaborar para tener una vivienda sostenible.

No solamente estarás cuidando al medio ambiente, sino también tendrás mayores beneficios al vivir en una casa sustentable, por ejemplo, estarás gastando menos dinero y recursos naturales. Emprende el viaje para tener una vivienda sustentable con estos consejos.

Opciones para hacer una casa sustentable:

  • Utiliza pintura ecológica
  • Cambia la grifería
  • Instala paneles solares
  • Sustituye los focos
  • Cambia tus electrodomésticos
  • Utiliza aislamiento térmico
  • Instala ventanas amplias y aislantes
  • Crea depósitos para el agua
  • Siembra plantas endémicas

Utiliza pintura ecológica

Comienza con pequeños pasos para hacer tu vivienda sustentable te recomendamos que utilices pinturas ecológicas para dar color a tu hogar.

Las eco-pinturas son una gran opción para tener una vivienda sostenible, los ingredientes son de origen natural siendo minerales y vegetales, fabricándose con desechos biodegradables y en fuentes renovables. Al no contener petróleo, plomo, ni disolventes tóxicos, son la mejor alternativa para el cuidado de tus hijos y el de tus mascotas.

Te aconsejamos utilizar impermeabilizante de nopal como una alternativa para tu vivienda.

Para la elaboración de las eco-pinturas no se desperdició agua, ni energía y tampoco se realizaron otras acciones que dañan al planeta, despreocúpate ya que desde su producción, cumplen con normas de seguridad que respetan y cuidan siempre al medio ambiente.

Cambia la grifería

Otra acción para hacer casas sostenibles es cambiar grifos, duchas y llaves de la vivienda. Esta alternativa requiere una inversión inicial elevada, sin embargo, considéralo si tu vivienda es antigua y necesita mantenimiento. Además, verás los beneficios en la reducción de tu factura del agua.

Te recomendamos que cambies tus grifos por estos productos eco-friendly:

Grifo monomando: es de los más usados en los hogares, desafortunadamente, se tiene la mala costumbre de abrirlos hasta el tope desperdiciando el doble de agua.

Actualmente existen tres tipos de nuevos grifos monomandos:

  • Regulador caudal: dispone de un dispositivo interno que limita el paso del agua liberando menos cantidad que un caudal estándar que desperdicia 12 a 20 litros por minuto.
  • Apertura en dos fases: tiene un mecanismo de apertura con tope intermedio que permite ahorrar 50% el consumo de agua.
  • Apertura en frío: si se encuentra en posición central, el grifo solamente soltará agua fría, si se mueve al lado izquierdo saldrá agua caliente. Esto servirá para que no se desperdicie el agua caliente que no desean los usuarios, ahorrando energía eléctrica o gas según sea el caso.

Grifos temporizados: son comúnmente usados en plazas comerciales y lugares públicos, su principal función es tener un lapso en el que fluye el agua. Sus desventajas son que se descomponen con facilidad y no puedes parar el flujo del agua a voluntad.

Por ejemplo, si te lavas las manos en menor tiempo al predeterminado, el agua seguirá corriendo y se desperdiciará.

Si quieres instalar este tipo de grifos en tu hogar te recomendamos buscar alguno con cierre voluntario.

Grifos termostáticos: Te permite escoger la temperatura deseada para el agua, este grifo está compuesto por materiales termo sensibles que se contraen o expanden dependiendo la graduación que elijas. Si deseas instalarlos estarás ahorrando entre 6 y 16% de agua y entre 7 y 17% de energía en cada ducha.

Grifos electrónicos: La apertura del agua se activará cada vez que se pongan las manos debajo del grifo y se cerrará automáticamente cuando las manos se retiren. Si no deseas invertir tanto dinero en tu vivienda sustentable está no será una buena opción ya que el costo de mantenimiento es elevado y, además, necesitarás de energía eléctrica para que el grifo funcione.

Otra alternativa que puedes implementar para ahorrar dinero y recursos son los aireadores, dispositivos anti-fugas, limitadores de caudal y válvulas reguladoras.

Instala paneles solares

En los últimos años se ha visto más el uso de paneles solares en oficinas y viviendas en distintas ciudades del país. El principal objetivo de instalarlos es el ahorro de energía, pero otras de sus funcionalidades son reportar fugas de agua o gas, fallas en el sistema eléctrico y solucionar el control de la iluminación de las viviendas.

Transforma tu hogar con paneles solares es más sencillo de lo que crees. La Comisión Federal de Electricidad (CFE) te brinda un contrato de interconexión para tener energía renovable, esto es gracias a la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética.

Entre los beneficios de una casa sustentable con paneles solares se encuentran:

  • La energía solar es renovable y siempre tendremos luz natural.
  • Al recargarse con el sol no contamina al medio ambiente.
  • Reduce el costo de energía eléctrica con los medidores bidireccionales, estos calculan la energía obtenida por los paneles y restan el consumo del servicio de CFE.
  • Se puede suscribir en jardines comunitarios y cargar el panel solar en sistema compartido con más usuarios.
  • El mantenimiento es muy sencillo al limpiarse externamente.
  • Tienen 20 años de garantía.

Desafortunadamente para que tu vivienda sea lo más sustentable posible deberás pagar un precio elevado por los paneles solares.

Sustituye los focos

Invertirás menos en el recibo de la luz, si cambias tus focos de luz incandescente por tecnología led. Con estos focos nuevos estarás ahorrando hasta 90% del pago de la luz.

Los focos led tienen larga duración permitiendo direccionar la luz a zonas específicas para mayor iluminación y, sobretodo, no emiten calor.

Cambia tus electrodomésticos

Para tener una casa sustentable ideal te recomendamos cambiar tus electrodomésticos por algunos que tengan clasificación A en su etiqueta, estos consumen 50% menos energía que los que no tienen esta clasificación.

Utiliza un aislamiento térmico

Es muy común que en las casas sostenibles se controle la transmisión de calor en paredes y techos.

Su principal función es separar el clima interior con el exterior, para no dejar escapar el calor o el fresco de la vivienda.

En zonas de alta o baja temperatura, es recomendable que tu vivienda sustentable cuente con aislamiento térmico.

Al hacer esto, estarás reduciendo 35% el consumo de electricidad que genere la calefacción o el aire acondicionado y ya no estarás contaminando el exterior.

Beneficios de una casa sustentable con aislamiento térmico:

  • Baja conductividad.
  • Resistencia térmica protege contra calor y frío.
  • Aislamiento acústico protege contra temperaturas no deseadas y ruido.
  • El calor no se filtra con facilidad en temporada de verano disminuyendo hasta
  • En caso de incendio los materiales utilizados en el aislamiento térmico (poliuretano, poliisocianurato, fibras minerales y de vidrio) son resistentes al fuego al no propagar la llama, asegurando tu vivienda.

Instala ventanas amplias y aislantes

Al vivir en una zona de frío extremo, te recomendamos cambiar tus ventanas por unas nuevas que tengan doble vidrio, al hacerlo evitarás pérdidas de calor y se reducirá el uso de calefacción.

Considera adquirir ventanas amplias para tu casa sustentable aprovecha la luz natural y ahorrarás electricidad durante la mañana y tarde.

Crea depósitos para el agua

Aprovecha al 100% el agua de la lluvia. Las casas sostenibles cuentan con sistemas de riego que se utilizan para regar plantas, la limpieza de la casa y en la descarga de los baños. Si tienes un huerto en casa o un jardín, puedes optar por un depósito pluvial. Estarás aprovechando el agua para regar el césped, árboles y plantas.

Los contenedores pueden almacenar entre 210 y 3000 litros de agua acumulada en bajantes de la vivienda o salidas del techo.

Siembra plantas endémicas

Por último, las plantas endémicas son especies que se encuentran en zonas específicas y se dan de manera natural, serán de gran ayuda en tu vivienda sostenible.

Haz el abono y fertilizantes para tus plantas endémicas con cáscara de huevo, cartón, restos de vegetales, hojas secas del jardín y alterna los desechos frescos con los secos.

Tener una casa sustentable puede ser todo un reto, pero te aseguramos que la calidad de vida de tu familia y la tuya mejorará.

Conoce más de las ventajas de tener una casa sustentable y si deseas adquirir una nueva vivienda con estas características podrás encontrarla en nuestro portal inmobiliario.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend