Compra tu casa pagando renta, sin créditos hipotecarios

¿Sabías que es posible alquilar una casa con opción a compra? Conoce cómo beneficiarte de este tipo de contrato y compra tu casa pagando renta sin necesidad de obtener un crédito.

El sueño de muchos es asegurar su patrimonio por medio de la adquisición de una casa propia. Sin embargo, a veces les desanima pensar que para conseguirlo la única opción es solicitar algún tipo de financiamiento. 

Ya sea que no te resulte atractiva la idea de pagar intereses por un tiempo prolongado, o bien, que tu situación financiera no te permita acceder a un crédito hipotecario en este momento, te alegrará saber que existe la opción de comprar tu casa pagando renta, saltándote todo el proceso que implica una hipoteca y dándote la libertad de vivir un tiempo en tu futura propiedad antes de formalizar el contrato.

Si esto te interesa, sigue leyendo para conocer cómo funciona alquilar casa con opción a compra y cuales son sus ventajas respecto a los créditos hipotecarios.

¿Qué es un contrato de arrendamiento con opción de compra?

Se puede alquilar una casa con opción a compra por medio de un contrato en el que se especifica que una vez transcurrido cierto tiempo, el arrendador tendrá el derecho de comprar la vivienda por un precio previamente acordado y del que se descontará la cantidad que ha venido pagando de renta en el tiempo que duró su estancia. 

Este tipo de contrato puede ser mixto, es decir, ser un sólo contrato compuesto por dos partes: un subcontrato de alquiler y otro de compra venta, o puede ser doble, componiéndose de dos contratos independientes. 

¿Cuáles son las ventajas de alquilar casa con opción a compra

  • La renta es deducible del pago total por la vivienda.
  • Otorga un tiempo de prueba de la vivienda.
  • Da la oportunidad de cambiar de opinión.
  • No pagas intereses

La renta es deducible del pago total por la vivienda

Muchos tienen la creencia de que pagar renta es tirar el dinero a la basura; si eres de esos, tal vez te hayas preguntado “¿cuánto dinero desperdicio en renta de vivienda?”. Pero en este caso no será dinero desperdiciado puesto que el monto total que hayas pagado por concepto de alquiler antes de formalizar el contrato de compra venta se descontará del precio total de la vivienda. Esto significa que habrás pagado una parte de su precio, convirtiendo la renta en una inversión.

Recuerda que esta opción debe ser acordada con el arrendador desde el principio de tu estancia y que, de ser posible, debe estar plasmada en un contrato o acuerdo escrito.

Otorga un tiempo de prueba de la vivienda

Alquilar una casa con opción a compra brinda la posibilidad de vivir en el inmueble que te interesa comprar en un futuro antes de formalizar dicha compra, por lo que la decisión que tomarás al final será con base en tu experiencia de vida en esa casa. A diferencia de comprar una casa por medio de un crédito, alquilarla previamente te dará la certeza de que vivir ahí te otorga la comodidad que estás buscando y que la casa es perfecta para tus necesidades.

Da la oportunidad de cambiar de opinión

Si bien lo ideal es alquilar una casa con opción a compra cuando realmente te encuentras interesado en las características de la propiedad, nadie está exento a cambiar de opinión. Sea cual sea la circunstancia que te haya hecho desistir en tu objetivo de compra, tendrás la libertad de dar por terminado el contrato sin comprar la vivienda. En estos casos, el dinero que hayas pagado anteriormente no te será devuelto, pero es un proceso mucho más sencillo que el que implicaría tener que revender una casa adquirida por medio de un crédito.

No pagas intereses 

Una de las principales ventajas de comprar tu casa pagando renta es que será similar a estar pagando la mensualidad de un crédito hipotecario, pero sin ningún tipo de intereses extraordinarios, lo que a la larga significa pagar menos por la vivienda. El dinero que gastarías en pago de intereses podría servirte para cubrir otras necesidades como puede ser la remodelación de la vivienda.

Consejos para efectuar la compra de tu casa pagando renta

  • Asegúrate de acordar un precio justo: una vez que de inicio el contrato de arrendamiento con opción a compra, difícilmente se modificará el precio inicialmente acordado, incluso aunque las condiciones del mercado cambien. Por eso, asegúrate de pactar un precio justo desde el principio. 
  • Considera las cuotas iniciales: algunos arrendatarios piden que se cubra cierta cuota inicial para poder llevar a cabo un contrato de renta de este tipo. Deberás tener en cuenta que si cancelas el contrato, esta cuota no te será devuelta.
  • Sé puntual en el pago de las rentas: un atraso, podría hacerte perder la oportunidad de comprar la propiedad, al igual que los atrasos con los créditos hipotecarios.

 

Finalmente, si decides optar por este tipo de contrato, recuerda no firmar nada que no hayas leído y comprendido con anterioridad. De igual forma, procura llevar a cabo la firma de contrato con ayuda de un profesional en la materia para evitar toda clase de problemas futuros.

Así que ya lo sabes, si no quieres pagar intereses al banco o tienes una puntuación baja de crédito, aprovecha las otras opciones que brinda el mercado inmobiliario y compra tu casa pagando renta.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend