Técnicas para ahorrar y poder cubrir los gastos mensuales de tu casa

Realizar un presupuesto para ahorrar es una actividad que te ayudará a llegar a fin de mes con los gastos de tu casa cubiertos y con un poco de dinero extra para disfrutar, solo debes seguir estos tips.

Ser dueño de una casa no solo significa pagar una hipoteca o gastos notariales, también implica realizar pagos cotidianos como de luz, agua, gas y otros servicios indispensables para vivir cómodamente.

Muchas veces, sin darte cuenta, el uso inadecuado que le das a tus finanzas evita que goces de solvencia económica y te encuentres en apuros al intentar ahorrar para cubrir estos gastos, por lo que estas técnicas para guardar dinero te ayudarán a cubrir los gastos mensuales que se puedan presentar en tu casa.

¿Cómo ahorrar para pagar los gastos mensuales de tu casa?

  • Analiza y clasifica tus ingresos y egresos
  • Enlista los gastos mensuales de tu casa
  • Guarda el monto a pagar en un lugar seguro
  • Aplica técnicas de ahorro en tus servicios

Analiza y clasifica tus ingresos y egresos

Realiza un análisis profundo y honesto de todos los ingresos y gastos con los que cuentas. Por ejemplo, la mayoría de las personas cuenta con ingresos por parte del sueldo que reciben en su trabajo, de inversiones que realizan en instituciones formales o por negocios propios a parte de sus empleos.

Los egresos, por otro lado, son aquellos pagos que necesitan ser realizados o que surgen del placer de disfrutar tu dinero, y se pueden colocar en distintas categorías como gastos fijos, gastos variables, gastos indispensables, gastos eventuales, entre otros. No olvides colocar igualmente el monto exacto de dinero que pagas por ellos.

 

Hacer esto te ayudará a tener un panorama más amplio de la forma en la que utilizas tu dinero y podrás decidir qué gastos, más allá de ser indispensables, representan una fuga que podrías estar invirtiendo en el pago de los servicios de tu casa.

Enlista los gastos mensuales de tu casa

Enlista todo aquél gasto que debe ser cubierto mensualmente; internet, teléfono, luz, agua, gas. Aquí encontrarás otros ejemplos. Agrega los montos, súmalos y compáralos con tus ingresos. Toma en cuenta la fecha en la que deben ser cubiertos y decide la meta de ahorro que te pondrás (puedes hacerlo semanal, quincenal o mensualmente).

Intenta dedicar el 50% de tus ingresos a los gastos fijos que necesites cubrir. No solo cuentes los gastos mensuales de la casa, incluye también conceptos como la compra de tu despensa, transporte y deudas que deberías cubrir.

En teoría, el 30% de tus ingresos deberían ocuparse en gastos no tan indispensables y el 20% deberían ir a tus ahorros, pero considerando que deseas ahorrar para dejar de sufrir cuando debas pagar tus gastos de la casa, es recomendable invertir estos porcentajes y utilizar el 30% de tus ingresos como ahorro para los siguientes meses y, tras haber eliminado los gastos innecesarios de tu presupuesto, invertir en 20% en gastos de emergencia que puedan surgir.

Guarda el monto a pagar en un lugar seguro

Tras haber decidido los montos que dedicarás a cada categoría, asegúrate de tomar el dinero y resguardarlo en un lugar seguro para que evites gastarlo cuando no es necesario. Alcancías, cuentas de ahorros, hasta pedirle a alguien que lo guarde por ti son opciones que te ayudarán a cumplir tu meta de ahorro.

Esto igualmente te ayudará a evitar deudas innecesarias al momento de tener un ahorro significativo.

Aplica técnicas de ahorro en tus servicios

Estos son algunos tips para ahorrar dinero en el consumo de dos de los servicios en los que más se gasta:

Cómo ahorrar agua:

  • Coloca una botella con agua en el tanque de tu excusado para reducir el monto de agua que se desperdicia con cada descarga.
  • Coloca una cubeta o recipiente debajo de la regadera mientras te bañas.
  • Reúsa el agua de tu lavadora para hacer limpieza.
  • Ten cuidado de cerrar las llaves de agua mientras te enjabonas, lavas los dientes o afeitas.
  • Reúsa el agua que utilizas para hervir tus alimentos. Una vez fría, riega tus plantas con ella o utilízala para hacer una descarga en el excusado.

¡Ahorrar agua es muy importante! No solo ayudará a tus finanzas, sino también al planeta.

Cómo ahorrar electricidad:

  • Evita el uso de la secadora eléctrica.
  • Desconecta los electrodomésticos que no ocupes.
  • Verifica que la instalación eléctrica no tenga fugas de energía.
  • Encuentra formas de entretenimiento alternativas a la TV o computadoras.
  • Modera el uso de tu microondas
  • Ten cuidado de apagar las luces de habitaciones desocupadas.

Si moderas su uso, el ahorro de electricidad, más que necesidad, se vuelve un hábito positivo.

Un presupuesto es una herramienta que le da estructura a tus finanzas. Apegándote a él y siguiendo estas recomendaciones, seguro no volverás a tener preocupaciones cuando lleguen las facturas de tus pagos y podrás disfrutar de un dinero extra para ti.

Si quieres encontrar más ideas de cómo ahorrar dependiendo de tu situación laboral, este artículo puede serte muy útil.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend