Checklist para evaluar las condiciones de una vivienda

Esta lista de detalles que debes tomar en cuenta al visitar una casa antes de elegirla te será muy útil para ocupar tu dinero de forma inteligente. Te decimos cómo asegurarte que tu compra será legítima y que no tendrás que gastar más dinero del necesario en reparaciones.

Encontrar la casa perfecta, para muchos, es un proceso largo que requiere de mucha atención a los detalles y toma de decisiones. Comprar una casa en buen estado no es imposible, sin embargo, algunas propiedades son engañosas y presentan vicios ocultos, problemas estructurales o trabas legales que podrían poner en riesgo la estabilidad de tu economía y hacerte gastar más tiempo o dinero realizando reparaciones y arreglos legales que pudieron haberse evitado.

Las condiciones de una vivienda se pueden determinar fácilmente, a simple vista, poniendo atención a una serie de detalles que te ayudarán a tomar una buena decisión. Considera esta checklist para evaluar una casa.

Checklist para evaluar las condiciones de una casa:

  • Ubicación y tiempo de la construcción
  • Materiales utilizados
  • Calidad y estado de los acabados
  • Techos y pisos
  • Paredes, ventanas y puertas
  • Escrituras, servicios e impuestos

Ubicación y tiempo de la construcción

La ubicación de un inmueble te permitirá darte una idea general de las condiciones de una vivienda. ¿Cómo es el ambiente a su alrededor? ¿La humedad podría ser un problema? ¿Cuánto tiempo le da el sol en el día? ¿La zona en donde se encuentra es propensa a movimientos telúricos? ¿Qué hay de la seguridad en la colonia?

Igualmente es importante que conozcas la edad del inmueble para que puedas calcular el tiempo de vida de sus materiales y determinar si deseas realizar remodelaciones en caso de comprarla. Si la vivienda tiene varios años de haber sido construida, asegúrate de revisar profundamente su estructura para evitar fallas y accidentes en el futuro.

Materiales utilizados

Los materiales de construcción son garantía de una casa en buen estado, pero también pueden representar gastos de mantenimiento y remodelación que debes tomar en cuenta. La madera, por ejemplo, es un material costoso y un poco difícil de mantener.

El concreto de buena calidad es duradero y confiable, pero si se utilizaron algunos materiales de baja calidad en la construcción, y el inmueble no es nuevo, es posible que, al pasar el tiempo, te encuentres lidiando con grietas o filtraciones más graves de las normales.

Ten en mente esta información cuando hagas una visita para que puedas evaluar la casa y determinar rápidamente sus condiciones más generales.

Calidad y estado de los acabados

Los acabados son aquellos detalles que puedes examinar más de cerca. Observa el estado de las cerraduras, las conexiones eléctricas, los switches y apagadores, los marcos de las puertas y ventanas, lavabos, pisos, cristales, detalles de madera y demás. Esto te podrá dar una idea de los cambios que tendrás que realizar si decides adquirir esa casa.

A pesar de ser detalles mínimos, los acabados son muy importantes para mantener una casa en buen estado, ya que son objetos que podrían representar un gasto, pequeño pero constante, en caso de que tengas que remplazarlos o darles mucho mantenimiento.

Techos y pisos

El techo, como mencionamos antes, siempre está propenso a sufrir de filtraciones, goteras y levantamiento de yeso. Estos problemas pueden arreglarse relativamente fácil encontrando el nacimiento del desperfecto, raspando, resanando y aplicando un buen impermeabilizante, sin embargo, este proceso puede necesitar ser repetido si los resultados no son los esperados y esto podría necesitar más dinero o tiempo del que tienes disponible.

En cuanto a los pisos, muchas veces un mosaico puede parecer firme y sin grietas, pero con el paso del tiempo estos se van desgastando y podrían ser un peligro potencial para los habitantes del hogar, lo que puede bajar la calidad de las condiciones de una vivienda. Además de esto, pon atención a las manchas de los pisos, si existe algún levantamiento en ellos y determina la facilidad con la que podrías arreglar estos desperfectos.

Paredes, ventanas y puertas

Como los techos, las paredes también pueden presentar desperfectos como levantamientos de yeso, humedad y fisuras, por lo que siempre es muy recomendado que las examines de cerca y evalúes los espacios dentro de las habitaciones. Toma en cuenta las fisuras de los muros, ya que, dependiendo de cómo se presenten, podrían ser un peligro para la estructura del inmueble en caso de que ocurra un desastre natural.

Las ventanas y puertas, por otro lado, pueden ser determinantes para la seguridad de un hogar y son muy importantes para las condiciones de una vivienda, así que será mejor que las examines bien, determines si existen puntos débiles que se deben arreglar y en qué condiciones generales se encuentran. Recuerda, los marcos de aluminio pueden ser frágiles

Escrituras, servicios e impuestos

Por último, pero no menos importante, asegúrate que todos los papeles relacionados con la compraventa de la casa estén en orden y sean legales.

Verifica las escrituras de la propiedad, su fecha de inscripción ante el Registro Público de la Propiedad, el último pago y contrato de los servicios básicos y el porcentaje de Impuesto por Adquisición de Inmuebles que tendrás que pagar si decides, finalmente, adquirir alguna de las propiedades que visitaste y evaluaste.

 

Este checklist te ayudará a realizar una buena evaluación para determinar las condiciones de una casa. No esperes más y comienza tu búsqueda.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend