Cómo evitar accidentes en el hogar y cuidar a tu familia

Un percance inesperado puede ocurrir incluso en el lugar más seguro. Sigue estas recomendaciones y haz de tu hogar un espacio libre de accidentes para ti y tu familia.

La seguridad familiar es un aspecto muy importante que todos debemos tener en cuenta al comprar o rentar una casa. En muchas ocasiones, los desperfectos más pequeños o difíciles de detectar, pueden deteriorarse hasta representar una amenaza importante para quienes conviven en tu hogar diariamente.

Recuerda que, si rentas u ocupas una casa usada, y en el lugar se presentan desperfectos mayores, puede no ser tu responsabilidad arreglarlos.

Recomendaciones para evitar accidentes en el hogar:

  • Resguarda todos los objetos inflamables
  • Revisa frecuentemente la instalación eléctrica de la casa
  • Sé cuidadoso con objetos de cristal frágiles o puntiagudos y fáciles de alcanzar
  • Resguarda medicamentos y productos químicos en lugares seguros
  • No realices trabajos manuales si no te encuentras totalmente capacitado para hacerlos

Resguarda todos los objetos inflamables

Un incendio por descuido puede surgir en menos de un minuto y consumir un hogar en tan solo unas horas. Al cocinar, asegúrate de cerrar las llaves de tu estufa correctamente para evitar el paso del gas. También es recomendable mantener calefactores, calentadores y asadores al realizar parrilladas lejos de materiales inflamables como tela, plástico o madera suave. Mantén encendedores y serillos fuera del alcance de niños pequeños y en lugares en donde no estén expuestos al sol o a calores extremos.

Si es posible, desconecta tus aparatos electrodomésticos en temporadas de calor para evitar sobrecalentamientos.

Revisa frecuentemente la instalación eléctrica de la casa

Ya sea que ocupes una casa nueva o usada, revisar con frecuenta la instalación eléctrica puede evitar accidentes mayores, como incendios o apagones, y hasta puede prevenir que un ser querido se electrocute al utilizar aparatos conductores de luz.

Contacta a un profesional para que asista al menos cada 6 u 8 meses a asegurarse que todo se encuentre en orden. No utilices aparatos con cables que se encuentren rotos, pelados o quemados. Es mejor sustituir aparatos electrodomésticos que causen bajones de electricidad importantes o que, al conectarlos, causen un pequeño corto que produzca chispas.

En cuanto a seguridad para niños, considera comprar tapones para los conectores ubicados en las paredes y prevenirlos acerca de los peligros que representa jugar cerca o introducir objetos a ellos.

Sé cuidadoso con objetos de cristal frágiles o puntiagudos y fáciles de alcanzar

Los cristales, a pesar de ser decorativos y dar una gran presentación a una casa, representan un peligro muy grande ya que son frágiles y, al romperse, los fragmentos que quedan pueden permanecer escondidos si no se realiza una limpieza profunda. Esto puede lastimar a miembros de la familia e incluso a algunas mascotas.

Considera adquirir cristales de seguridad o gruesos que puedan soportar pesos moderados y que no se noten tan frágiles. Asegúrate de deshacerte de cristales puntiagudos. Retira objetos frágiles de las orillas de las superficies y mantelos alejados de lugares muy transcurridos.

En el caso de objetos peligrosos como cuchillos, navajas o tijeras, procura guardarlos en un lugar lejos del alcance de tus seres queridos y utilízalos solo cuando sea necesario. Ten en cuenta que estos objetos son una amenaza a la seguridad familiar general, por lo que no deben ser olvidados en lugares donde se puedan alcanzar fácilmente.

Resguarda medicamentos y productos químicos en lugares seguros

No es suficiente con mantener productos peligrosos debajo de un lavadero o guardados en una caja. Considera invertir en seguros para los gabinetes en donde se resguardan para dificultar el acceso a otros. Mantén las medicinas bien organizadas y clasificadas, y revisa su fecha de caducidad periódicamente. No consumas medicamentos si no te fueron prescritos. Asegúrate de cuidar el orden regresando los objetos del lugar en dónde los tomaste y no los dejes olvidados en cualquier lugar del hogar.

En cuanto a productos químicos, asegúrate de mantenerlos en su empaque original para evitar confusiones, utilízalos discretamente. No los dejes cerca de temperaturas muy elevadas. Igualmente, resguárdalos en lugares de difícil acceso para niños.

No realices trabajos manuales si no te encuentras totalmente capacitado para hacerlos

Considera comprar un seguro para tu vivienda.

Invertir en la seguridad familiar significa también aceptar que una persona no puede realizar todos los cambios y remodelaciones en un hogar por ella misma. Confía en personas expertas que puedan realizar trabajos pesados dentro de una casa, como podadores para cortar el pasto, especialistas en pintar paredes, fontaneros para reparar tuberías de agua y gas, electricistas para revisar electrodomésticos, etc.

Si no estás seguro de poder realizar una tarea que requiera conocimientos especiales, es mejor que la dejes en manos de alguien que si pueda hacerlo. Considera esto como una inversión a tu seguridad en lugar de un gasto. Puedes ahorrarte mucho dinero y problemas en el futuro.

 

Si quieres conocer más medidas de seguridad que puedes tomar en festividades del año, este artículo te puede interesar.

Recuerda que cuando se trata de proteger la seguridad de tu familia, no hay medidas exageradas. Colocar rejas cerca de las escaleras o cinta anti-derrapante en sus escalones puede hacer la diferencia entre un día común y feliz o un accidente potencialmente fatal que afecte tu calidad de vida y la de tus seres queridos.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend