Pros y contras de ser dueño de una casa

¿REALMENTE ESTÁS LISTO (O QUIERES) CONVERTIRTE EN DUEÑO DE UNA CASA? RESPONDE SÍ O NO A ESTOS PUNTOS Y DESCÚBRELO POR TI MISMO.

Para muchas personas, ser dueños de una casa es el sueño de toda una vida. Para otras, es la peor pesadilla. Cuando surge la sola idea, también vienen algunas preguntas, como ¿realmente necesito comprar una casa?, ¿mis ingresos me lo permitirán?, ¿me quedaré a vivir ahí por mucho tiempo?, ¿tengo suficiente dinero ahorrado? Y, sobre todo, ¿estoy listo para esa responsabilidad?

Comprar un inmueble es una de las decisiones financieras más grandes que tomarás en la vida así que, antes de dar el paso, considera cuidadosamente los pros y contras de ser propietario de una vivienda. Esto te servirá de guía. Lee hasta el final y ten siempre en cuenta tus deseos personales, tus planes a futuro y tu situación financiera.

LEE TAMBIÉN

Ventajas y desventajas de ser dueño de una casa

Antes de comprar piensa cómo una adquisición de esa magnitud afectará tus finanzas y tu estilo de vida. Pero también, reflexiona sobre los beneficios que te dará a largo plazo. No te lo ponemos fácil, ¿verdad? Echemos un vistazo.

VENTAJAS

  • Una de las principales ventajas de asumir ese gran compromiso es tener mayor privacidad. Ser propietario de un inmueble te da a ti y a tus seres queridos un lugar al cual poder llamar ‘hogar’.
  • Dado que los inmuebles generalmente incrementan su valor, son una gran inversión. Además, a través del tiempo generan plusvalía.
  • Comprar una casa o un departamento es un gran paso en la escalera de la formación del patrimonio personal o familiar. Una vez que termines de pagarlo, puedes considerar vender para mudarte a una casa más grande o mejor ubicada. Es como si una buena decisión te llevara a grandes recompensas futuras.
  • Cuando eres dueño tienes la libertad de decorar y personalizar tu casa tanto como desees.
  • Puedes encontrar casas en venta o departamentos en venta de distintos estilos y precios en todo México. Alguna se adecuará a tus necesidades y presupuesto.
  • Es un logro que te hace sentir orgullo y te hace ser parte de una comunidad. Cuando te involucras con los vecinos y tomas decisiones que benefician a la comunidad, marcas una gran diferencia para tu familia y para los demás.
  • Su costo es más predecible y estable que en la renta (hablamos en los casos de tener una hipoteca con tasa fija).

LEE TAMBIÉN

DESVENTAJAS

  • Ser propietario implica un compromiso de pago a largo plazo. Esa podría parecer la principal desventaja, pero no hay que perder de vista que la renta también es un compromiso mensual que nunca parará. Aunque en este punto debemos reconocer que la renta de un inmueble a veces es la mejor opción para una persona, ya sea porque se mueve de ciudad a menudo o porque simplemente está cómodo con esa situación.
  • Serás responsable del mantenimiento del inmueble: ya no habrá un casero al que le puedas decir que se fundió una lámpara o que se averió la tubería. Tú tendrás que ocuparte de las reparaciones sencillas y de las costosas también.
  • Si la casa tiene patio o jardín, también deberás cuidar los arbustos y cortar el césped. (Si eres de las personas que disfruta la jardinería, no será un problema).
  • Al ‘echar raíces’ se vuelve difícil la opción de mudarte a otro lugar.
  • El pago de una hipoteca es más alto que el valor de un alquiler.
  • La compra de una casa requiere un enganche, pagos extra como los gastos notariales y de mudanza. Por eso es de vital importancia ahorrar cerca del 20% del valor de inmueble que quieres comprar, para hacer frente a esos gastos que un crédito hipotecario no cubre.

LEE TAMBIÉN

¿Estás listo para ser dueño de una casa? Responde y averígualo

Ventaja Sí quiero No quiero Estoy dispuesto
Más privacidad
Construir un patrimonio
Obtener plusvalía
Decoración personalizada
Satisfacción por tener casa propia
Ser parte de tu nueva comunidad
Desventajas Sí quiero No quiero Estoy dispuesto
Compromiso de pago a largo plazo
Pagar más que en una renta para ser dueño
Absorber gastos de mantenimiento o hacerlos tú mismo
Ahorrar antes 15 o 20% del valor de la casa

Mayoría de ‘Sí quiero’: sin duda estás en un momento de la vida en que consideras la adquisición de una casa como una buena inversión. Sabes que tal vez eso significa ‘apretarte un poco el cinturón’, pero estás dispuesto a hacer ciertos sacrificios para conseguir una meta importante para ti como lo es tener una vivienda propia. ¡Felicidades! Tienes todo para lograrlo.

Mayoría de ‘No quiero’: quizá tengas que replantearte la opción de comprar una casa o un departamento por ahora. Si no estás seguro de que tu situación financiera te lo permita todavía o no estás dispuesto a invertir demasiada energía y capital en ello, es mejor dejar las cosas como están por el momento. Solo recuerda que cuando quieras dejar de rentar, debes plantearte e implementar un plan de ahorro, de modo que tengas una metodología para lograrlo.

Mayoría de ‘Estoy dispuesto’: si estás en medio del ‘sí’ y ‘no’, te sugerimos volver a revisar el tema del dinero. Puede ser que estés dispuesto a hacer la jardinería, pero si no puedes, o no deseas, ahorrar por un periodo de prueba de 6 meses lo que tendrías que pagar de mensualidad de un crédito hipotecario, es mejor que no asumas un compromiso así. Necesitas basar tu decisión de compra inmobiliaria en tu capacidad de ahorro y de pago, más que en lo que estás dispuesto a dar tu brazo a torcer. Al final del día, ese será el cimiento de tu futuro.

Artículo anteriorArtículo siguiente
La autora es editora web de Vivanuncios

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend