Cómo comprar una casa sin escrituras

Las escrituras de una casa son un documento muy importante, sin embargo, a pesar de que estas no se encuentren disponibles, aún se puede realizar la compra exitosa de una casa. Descubre cómo en este artículo.

Es poco común encontrarse con una propiedad que no cuente con las escrituras o que no esté inscrita en el registro público, esto se debe principalmente a que es un requisito legal realizar estos procesos cuando se adquiere una casa. Sin embargo, existen casos particulares en los que ciertas personas encuentran su casa ideal en un inmueble bajo estas condiciones.

Comprar una casa sin escrituras puede de ser un movimiento arriesgado para tus, sin embargo, si has decidido que esa es la casa indicada, aquí te compartimos algunas recomendaciones para que puedas comprar esa casa:

Cómo comprar una casa sin escrituras

  1. Consulta si la casa se encuentra inscrita en el Registro Público de la propiedad
  2. Investiga el motivo por el que el vendedor no cuenta con las escrituras de la casa
  3. Verifica que el terreno en donde está edificada la casa cuente con escrituras
  4. Averigua si se puede legalizar la propiedad
  5. Realiza un trámite de “derechos posesorios” de la propiedad

1. Consulta si la casa se encuentra inscrita en el Registro Público de la propiedad

Antes de comenzar un proceso de compra, lo primero que debes consultar es que la casa se encuentre registrada legalmente ante este organismo. Existen muchos casos en los que los propietarios extravían las escrituras o las maltratan, sin embargo, el registro ante esta institución permanece resguardado.

Si la casa está inscrita en el registro público de la propiedad, podrás solicitar a un notario público que realice una vez más las escrituras de la propiedad para que la transacción se lleve a cabo.

Aquí encontrarás algunos tips para poder elegir a un buen notario público.

2. Investiga el motivo por el que el vendedor no cuenta con las escrituras de la casa

Existen muchas razones por las que una propiedad podría encontrarse sin escrituras.

Por ejemplo, casos de hogares que se adquieren desde generaciones atrás y fueron heredadas a familiares durante varios años, ocupación ilegal de una casa abandonada sin que las autoridades se enteraran, el vendedor de la casa no es su legítimo dueño y alguien más podría reclamar la propiedad del inmueble.

Cual sea el caso, cualquiera de las tres podría afectar en diferentes grados de importancia la compra que deseas realizar. Conocer la razón por la que la casa no está escriturada te permitirá saber cómo actuar para prevenir un fraude.

3. Verifica que el terreno en donde está construida la casa cuente con escrituras

Es común que los terrenos en donde se edifican algunas propiedades cuenten con papeles, lo que daría un sentido de legalidad a las casas que se encuentran construidas dentro de ellos.

A pesar de que las escrituras de terrenos y casas son diferentes, contar con la seguridad de que el terreno en donde está edificada la construcción es legal y está a nombre de la persona que desea venderla, es seguridad de que tu dinero podrá invertirse de manera segura y que existe la posibilidad de arreglar correctamente el trámite de escrituración de la casa.

4. Averigua si se puede legalizar la propiedad

Contando con las escrituras del terreno es más fácil poder legalizar la casa que deseas comprar. Para hacerlo, deberás acudir ante un notario público para que acredite la acción y llevar papeles como la escritura del terreno, identificaciones oficiales de las personas cuyos nombres aparecen en dicho documento, e identificaciones del interesado en ser el nuevo propietario del inmueble.

Debes recordar que adquirir una casa sin escrituras es un riesgo, así que es mejor que consultes con tu notario público todas las opciones que tienes para evitar perder el dinero de tu inversión.

Si deseas saber qué otro tipo de preguntas debes hacerle a tu notario público, este artículo podrá ayudarte.

5. Realizar un trámite de “derechos posesorios” de la propiedad

Un trámite de derechos posesorios se refiere a la acción de ceder el permiso a cierta persona de habitar una propiedad como si fuera el dueño de esta. Este tipo de trámites se realizan en ocasiones especiales en las que no se cuenta con las escrituras de una casa, pero existe evidencia de que el vendedor ha habitado el lugar por varios años (al menos 30 o más) y nadie ha reclamado su propiedad.

Posteriormente, se puede solicitar a un notario público que realice un trámite de escritura pública, para que la propiedad de la casa a vender pase a ser completamente propiedad del comprador.

Comprar una casa sin escrituras es un riesgo que no muchos están dispuestos a correr, sin embargo, en ocasiones especiales, estos trámites resultan exitosos y benefician a vendedores y compradores.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend