¿Cómo funcionan los remates hipotecarios? Consejos para comprar una casa en remate

¿Quieres comprar una casa a bajo precio? Antes de tomar una decisión, conoce cómo funcionan los remates hipotecarios y sigue estos sencillos consejos para adquirir un hogar en remate.

Cuando una persona deja de pagar su crédito hipotecario la institución financiera por ley puede reclamar la propiedad y ponerla en remate para recuperar la deuda, esto es lo que se conoce como remate hipotecario

Las propiedades en remate hipotecario pueden disminuir su precio hasta 60% del valor real en el mercado y conservar, e incluso aumentar, su plusvalía.

Por lo que, comprar casa en remate hipotecario es una opción económica para forjar un patrimonio y el proceso tiene una duración de un año.

Ahora que ya conoces cómo funcionan los remates hipotecarios en México. Te invitamos a seguir estos consejos para comprar una casa en remate hipotecario.

¿Cómo comprar casas en remate de manera segura?

  • Conoce los tipos de remates que existen
  • Considera los costos extras
  • Revisa el expediente de la propiedad
  • Investiga si la empresa es fidedigna y certificada
  • Verifica el estatus de la propiedad
  • Busca asesoría de un notario público
  • Firma documentos públicos ante autoridades

Conoce los tipos de remates que existen

Para saber cómo funcionan los remates hipotecarios es primordial conocer cuáles son los tipos de remates que existen en México antes de participar en uno para adquirir una casa.

Remates bancarios

Este tipo de remate se presenta cuando el titular no puede pagar las mensualidades del préstamo otorgado y pasa automáticamente a propiedad del banco.

El instituto se encarga de la subasta sin realizar la escrituración de la propiedad, otorgando una cesión de derechos para el nuevo comprador y formalizándose ante un notario público.

Este es un proceso seguro y legal para comprar un inmueble por medio de un banco y se puede pagar con un crédito Infonavit o de contado.

Remates judiciales

Este tipo de remate se subasta a través de un juzgado por medio de una puja, los interesados compiten entre sí, para poder comprar una casa en efectivo.

Los posibles compradores deben tener un equipo legal que apoye el proceso legal de la propiedad y revisen la documentación.

Los remates judiciales se subdividen en litigiosos y adjudicados:

  • Remates litigiosos: se le compra al banco el crédito que existe a favor, la garantía hipotecaria y el juicio es contra del deudor sin comprarle la propiedad. Este proceso se lleva a cabo ante notario público o juzgado.
  • Remates adjudicados: son las propiedades que ya fueron subastadas, pero aún no se realiza la escrituración y se formaliza ante un notario público.

Remates particulares o privados

Este tipo de remate es para las personas que tienen problemas económicos o no pueden pagar su crédito. Se permite adquirir la propiedad por medio de crédito Infonavit, Fovissste, bancario o realizar el pago en efectivo, siempre y cuando el titular esté al corriente de las mensualidades.

Considera los costos extras

Los inmuebles que se ofrecen en remates hipotecarios pueden reducir desde 30% hasta 60% del valor real de la propiedad. Sin embargo, esto no quiere decir que no surjan pagos extras.

Al comprar una casa en un remate hipotecario debes considerar los siguientes gastos:

  • Gasto del avalúo de la propiedad.
  • Escrituración para cambiar el nombre del propietario.
  • Adeudos de servicios básicos, predial e impuestos sobre la renta (ISR).
  • Honorarios del notario público o abogados.

Así mismo, deberás tener ahorrado de 10% a 20% del valor real de la propiedad para cumplir con los gastos.

Revisa el expediente de la propiedad

Antes de comprar una casa en remate hipotecario se debe revisar el expediente de la propiedad en compañía de un especialista para conocer las particularidades del caso y corroborar que venga de un juicio hipotecario.

Si deseas adquirir un inmueble por medio de un banco deberás investigar al titular moroso y los juicios que estén en su contra.

Es muy importante averiguar si el inmueble tiene juicios pendientes, deudas o algún obstáculo que provoque más gastos o impuestos.

Por ningún motivo deberás dar anticipos o pagos de tarifas a terceros. El trámite siempre se realizará con la entidad financiera en cuestión.

Investiga si la empresa es fidedigna y certificada

Sé muy objetivo al momento de comprar una casa en remate hipotecario y no te quedes con la primera impresión.

Te compartimos unas señales para detectar si la empresa es fidedigna y reconocer un fraude inmobiliario:

  • Los remates bancarios no piden ningún tipo de anticipo, abono o dinero para realizar trámites a cambio de una oferta.
  • Investigar si no es una empresa fantasma. Deberás revisar su razón social, sitio oficial y correo corporativo. Si no tienen estos datos y te solicitan pagar anticipos se trata de un fraude.
  • La empresa a cargo del remate debe mostrar claridad respecto al dinero que soliciten.
  • Las empresas formales y certificadas realizan una investigación previa sobre el historial crediticio de los posibles compradores.

Verifica el estatus de la propiedad

Si estás interesado en un inmueble que se encuentra en remate hipotecario es conveniente revisar su estatus en el Registro Público de la Propiedad para verificar si es propiedad del banco y no de particulares.

Recuerda que no debes pagar anticipos o enganches a terceros. Además, todos los pagos se realizan a través de documentos nominativos en el banco ante notario público.

Busca asesoría de un notario público

Para realizar un trámite inmobiliario es fundamental buscar asesoría de un notario público, ya que es la persona que avala la compra-venta del inmueble y se encarga de la gestión legal de la propiedad.

El notario público se encargará de tramitar el certificado de libertad de gravamen en el Registro Público de la Propiedad y las constancias de no adeudo del predial y otros servicios.

Firma documentos públicos ante autoridades

Finalmente, un consejo muy importante que debes seguir es que ningún documento se firma sin la presencia de autoridades judiciales o un notario público.

Así mismo, la documentación del inmueble debe estar a tu nombre o si es un crédito conyugal deberá de incluir el nombre de ambos cónyuges.

 

Comprar una casa en remate hipotecario es un trámite tardado, por ello, debes tener mucha paciencia y no correr riesgos. Además, es una manera económica de hacer crecer el patrimonio familiar o invertir en bienes raíces.

Si estás en búsqueda de adquirir una propiedad en remate hipotecario en Vivanuncios hay una amplia oferta inmobiliaria. ¡Encuentra la mejor opción!

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend