Etapas por las que debe pasar un desarrollo de proyectos inmobiliarios en México

¿Desconoces cuáles son los pasos para llevar a cabo un desarrollo de proyecto inmobiliario? No te preocupes, aquí te decimos qué necesitas para realizarlo de manera segura y confiable en México. 

Existen diversas razones para decidir invertir en desarrollos inmobiliarios en México, sin embargo, en muchas ocasiones se desconoce si ese proyecto será viable para el sector. Por ello, es tan necesario llevar a cabo las etapas de un proyecto inmobiliario correctamente, sobre todo cuando estás comenzando en la construcción de bienes raíces.   

Conocer estas etapas facilitará el proceso de detectar errores que se pueden evitar; además, contar con una buena planeación servirá para atraer a futuros inversionistas y fondeadoras de proyecto, también conocidas como crowdfunding inmobiliario

Si estás interesado en iniciar en este sector, pon en práctica los siguientes pasos para realizar un desarrollo de proyecto inmobiliario en México. ¡Toma nota! 

¿Cuáles son los pasos que debe cumplir un desarrollo de proyecto inmobiliario confiable?

  • Identificar una necesidad y conceptualizarla
  • Conocer el marco jurídico de las bienes raíces
  • Realizar un plan de negocios factible
  • Adquirir el terreno o propiedad
  • Diseñar y organizar el proyecto
  • Gestionar permisos y estudios para la construcción
  • Ejecutar la construcción del desarrollo
  • Planear la publicidad del desarrollo inmobiliario
  • Promover la comercialización y administración

Identificar una necesidad y conceptualizarla

La primera etapa de un desarrollo inmobiliario es la conceptualización del proyecto, la cual se realiza a partir de la búsqueda de propiedades o terrenos con ciertas características que cubren una demanda o necesidad de una zona específica. Por ejemplo, construir un residencial que disponga de nuevas amenidades que surgieron durante la contingencia sanitaria por COVID-19 y que son vitales para una familia.

De esta manera, deberás detectar cómo es la oferta y la demanda del área de interés, analizar si los edificios, casas y departamentos son suficientes para sus residentes y si dispone de áreas comerciales cercanas o si cuenta con oficinas suficientes. Así mismo, tendrás que conocer la tendencia de crecimiento demográfico y preguntarte situaciones como: ¿se siguen mudando más personas a esa zona? ¿hay casas o edificios abandonados?

Conocer los elementos anteriores te ayudará a decidir si el proyecto es una buena idea de inversión. Un estudio de mercado te podría beneficiar en esta etapa, sobre todo si es la primera vez que realizas un desarrollo de proyecto inmobiliario.  

Esta conceptualización te será de gran utilidad para determinar si el proyecto es viable o no, por ello también tendrás que realizar una estructuración legal y financiera, un análisis de riesgo y diversos estudios ambientales y de factibilidad, tanto de la propiedad como de la zona.    

Conocer el marco jurídico de los bienes raíces

Una vez que tengas definido lo anterior, es momento de realizar todas las operaciones inmobiliarias desde el marco legal, jurídico y fiscal. Para llevar a cabo este paso, deberás conocer los permisos que estén establecidos en la legislación vigente del municipio o ciudad en donde se encuentre ubicado el bien inmueble o terreno que deseas convertir en un desarrollo inmobiliario.

En cuanto al marco legal deberás considerar la Legislación Federal, Estatal y Municipal, el Plan Nacional y Estatal de Desarrollo Urbano, la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, la Ley General de Vivienda y los Reglamentos de Construcción y en algunos casos tendrás que revisar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos vigente.

Así mismo, es importante considerar el estatus actual de la propiedad o del terreno, es decir, si está libre de gravamen y si las escrituras están registradas ante el Registro Público de la Propiedad y cerciorarte de cuál es el uso de suelo, si dispone de una valuación inmobiliaria, etc.

Por último, algunas disposiciones fiscales que deberás corroborar son las relacionadas con el pago de impuestos como el Impuesto Sobre la Renta (ISR), el Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI) y el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU). Otros elementos a considerar son los ingresos, deducciones, certificados de participación inmobiliaria, proyecto de ley contra el lavado de dinero, entre otros.    

Realizar un plan de negocios factible

Esta etapa de un proyecto inmobiliario es fundamental para determinar si el desarrollo será factible o no. Se trata de documentar toda la información de los dos puntos anteriores en un plan de negocios.

Cuando estés desarrollando el plan de negocios deberás integrarlo con el estudio de mercado, el enfoque del proyecto, los objetivos a cumplir, determinar una necesidad real, así como considerar diversos factores de marketing y benchmarketing. Además, debes describir los riesgos o cualquier percance que pueda surgir durante todas las etapas del desarrollo inmobiliario. 

Durante este paso también tendrás que considerar si recurrirás a un financiamiento, lo pagarás con tus propios recursos o buscarás un aporte de capital de inversionistas. De esta manera, deberás elegir la mejor tasa de interés, garantías, plazos y otros elementos que te sirvan para llevar a cabo tu desarrollo de proyecto inmobiliario.

Adquirir el terreno o propiedad

Comprar o asegurar la propiedad es trascendental para llevar a cabo el proyecto inmobiliario; este paso se debe realizar una vez que se ejecute el estudio de factibilidad anteriormente mencionado. 

En este proceso es muy importante realizar un avalúo inmobiliario para conocer el valor real de la propiedad y cerciorarte de que esté libre de gravamen para la gestión de los trámites. En caso de que se necesiten hacer estudios sobre el terreno, deberás proteger tu inversión con un contrato de opción a compra-venta. Esto se hace con la intención de que si el terreno no cumple con las condiciones de protección, no pierdas tu inversión o caigas en un fraude inmobiliario

Diseñar y organizar el proyecto

La siguiente etapa de un proyecto inmobiliario es comenzar a realizar bocetos para convertirlo en un diseño arquitectónico. Es por ello que en este proceso tendrás que buscar la ayuda de especialistas como ingenieros, consultores, contratistas, servicios legales y contables, para que puedan llevar a cabo estudios, presupuestos, políticas de seguridad y procedimientos de construcción, así como la planeación de la obra y la obtención de los recursos para ejecutar el desarrollo.

Gestionar permisos y estudios para la construcción

Este es el punto en donde se llevará a cabo todo lo planeado de acuerdo al diseño, lineamientos y al presupuesto establecido. Para ejecutar correctamente el desarrollo de proyecto inmobiliario es fundamental que se redacte un contrato en donde se fije el plazo de construcción, los costos de los materiales y establecer sueldos para todos los involucrados, desde los contratistas hasta los profesionales contables. 

También deberás gestionar los permisos de construcción con las autoridades correspondientes, la mayoría de ellos se autorizan directamente en el ayuntamiento del municipio en donde se realizará el desarrollo inmobiliario.

Ejecutar la construcción del desarrollo

Una vez que ya tengas todos los permisos de construcción, ahora sí podrás comenzar a desarrollar el proyecto inmobiliario de acuerdo a todos los lineamientos que hayas estipulado.  

Es importante que tengas muy bien planificada la construcción, por ejemplo, que el suelo no sea apto para construir viviendas y exista un hundimiento o sea una zona de alto riesgo en una situación sísmica, ya que esto evitará que existan disputas a largo plazo con los clientes. 

Planear la publicidad del desarrollo inmobiliario

Usualmente, esta etapa de un desarrollo inmobiliario la realiza una agencia de publicidad o una empresa experta en bienes raíces. De esta manera, se tiene que evaluar y desarrollar estrategias de comercialización, difusión en distintos medios de comunicación, promover lazos de relaciones públicas y ejecutar descuentos en preventa de los inmuebles. Toda esta información debe estar estipulada en un plan de marketing inmobiliario

Promover la comercialización y administración

El último paso de un desarrollo de proyecto inmobiliario es la comercialización que incluye la promoción para la venta o renta de los bienes inmuebles. Es por ello que en esta etapa se firmarán los contrato de compra-venta o arrendamiento de cada unidad del residencial con las personas interesadas.

En caso de construir un desarrollo inmobiliario comercial, se deberá realizar un contrato de arrendamiento de las oficinas o locales comerciales. Posteriormente, se deberá designar un área administrativa que se encargue del mantenimiento de las zonas comunes, que administre el pago de la renta y resuelva las dudas que tengan los arrendatarios. 

 

Recuerda que los desarrollos inmobiliarios tienen diferentes finalidades, por eso es muy importante el asesoramiento con profesionales de bienes raíces. Si tienes más dudas sobre la construcción de proyectos, puedes acercarte a una consultora especializada de tu ciudad.

Anuncia tu desarrollo inmobiliario en Vivanuncios, el portal de bienes raíces de eBay en México. 

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend