¿Cómo identificar y evitar los fraudes inmobiliarios más comunes en México?

Si estás pensando en comprar una casa, algo que debes saber es cómo evitar un fraude inmobiliario, reconocer las señales de estos fraudes es necesario para proteger tu inversión. Descubre cómo evitar estafas inmobiliarias, los tipos de fraude más comunes y algunos tips para no caer en ellos.

Según datos de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), los fraudes inmobiliarios anualmente generan un daño superior a los 600 millones de pesos, tanto para vendedores como para compradores.

Al encontrarte en la búsqueda de una vivienda, puedes encontrar personas fraudulentas que quieran aprovecharse de la situación. Para ayudarte a prevenir una situación desagradable, te compartimos los tipos de fraudes inmobiliarios en México más frecuentes, las señales para detectar uno y los tips que te salvarán de caer en ellos.

¿Cuáles son los tipos de fraude inmobiliario más frecuentes en México?

  • Solicitud de pagos anticipados
  • Suplantación de identidad o falsos anunciantes
  • Anuncios de propiedades que no existen
  • Falsos anunciantes
  • Ausencia de contratos de compraventa
  • Documentación falsa o incompleta
  • Vicios ocultos

Solicitud de pagos anticipados

Los estafadores usualmente solicitan transferencias bancarias para apartar una vivienda, siendo esta la primera señal de alerta ante un fraude. 

En este modus operandi, se pide un depósito de por lo menos el 10% del valor total de la supuesta propiedad en venta, sin que se haya realizado la visita al inmueble ofertado o se haya hecho un trato formal. Dicho anticipo es solicitado con el pretexto de que existen varios compradores interesados en la propiedad y que ese dinero marcará la diferencia entre tú y ellos.

Una forma de cómo evitar estafas inmobiliarias es saber que un depósito anticipado deberá hacerse siempre y cuando esté establecido en el contrato de compraventa.

Suplantación de identidad o falsos anunciantes

Otro de los tipos de fraude inmobiliario más comunes es la suplantación de identidad, en la que los estafadores se hacen pasar por agente inmobiliario o asesor. En algunos casos, el estafador suplanta la identidad de otro vendedor copiando su anuncio y cambiando los datos personales o fingiendo trabajar para una empresa que no existe.

Los estafadores pueden intentar comunicarse contigo a través de un correo electrónico, que aparentemente pertenece a abogados, asesores financieros o agentes de bienes raíces, y pedirte un monto por la agilización de los trámites.

Igualmente, te pueden contactar vía telefónica o por mensajería para ofrecerte un crédito hipotecario con muchos beneficios, pero sin tantos requisitos. La oferta que te hagan puede parecer atractiva, sin embargo, la realidad es que ninguna entidad financiera te contactará directamente, por ello debes reportarlos inmediatamente. 

Si desconfías de alguna empresa inmobiliaria, puedes buscarla en el portal Buró Comercial de la Procuraduría Federal del Consumidor para conocer su comportamiento comercial y los principales motivos de reclamación hacia la empresa. 

Anuncios de propiedades que no existen

Algunas veces los estafadores anuncian propiedades que no existen, utilizando fotos de inmuebles de sitios de internet que en nada se parecen a las demás propiedades de la colonia a la que pertenecen. 

Si un anuncio no tiene fotos tanto del exterior como del interior del inmueble, lo más probable es que sea falso. No te conformes con las fotos de la propiedad y trata de agendar una cita para conocer el inmueble en persona, antes de cerrar cualquier trato. 

Ausencia de contratos de compraventa

Otro fraude inmobiliario común en México está relacionado con los contratos. Un contrato de compraventa es el documento que da legalidad a la transacción. Con él puedes asegurarte de que no estás siendo víctima de ninguna estafa, tanto si eres comprador como vendedor. 

Si el supuesto vendedor se niega a elaborar un contrato de compraventa formal, lo más probable es que se trate de un fraude inmobiliario. Por ningún motivo deberás continuar con la compra. 

Este documento siempre incluye todo lo acordado por ambas partes y la firma del contrato se debe llevar a cabo frente a un notario público. Además, este documento debe ser revisado por tu abogado o tu asesor inmobiliario con anterioridad.

Documentación falsa o incompleta

Otro fraude inmobiliario recurrente es la presentación de documentación falsa. Algunos estafadores pueden recurrir a utilizar un documento falso para comprobar la propiedad de un inmueble. 

Si quieres revisar la legitimidad de la documentación, puedes revisar si está inscrito en el Registro Público de la Propiedad. En este mismo lugar podrás ver quien es el dueño del inmueble y cuál es el estado jurídico actual del mismo.

Vicios ocultos

Esconder las fallas o imperfecciones de una propiedad es otro de los fraudes inmobiliarios en México que más se cometen. El término vicios ocultos se refiere a los desperfectos que a simple vista no puedes notar, pero que con el tiempo generarán un problema en la propiedad. 

Conocer los vicios ocultos de un inmueble y ocultar la información al comprador constituye una falta que puede ser reclamada ante un juez civil.

Señales para identificar un fraude inmobiliario

  • No poder comunicarte con el vendedor
  • Oficinas difíciles de ubicar
  • Precios bajos por la propiedad 
  • Poca información sobre el inmueble
  • Condiciones previas al contrato
  • Presión por una compra rápida

No poder comunicarte con el vendedor

Una señal de que algo no anda bien en el proceso de compraventa de un inmueble es que pasen muchos días sin que recibas una respuesta del vendedor. Sobre todo, cuando hables sobre visitas presenciales a la propiedad o pidas más fotografías del inmueble. Ya sea una venta privada o a través de una agencia, no debería ser difícil localizar al propietario del inmueble. 

Oficinas difíciles de ubicar

Si una inmobiliaria no tiene un domicilio fiscal vigente al que puedas acudir, puede ser porque se trata de una empresa falsa. Investiga si tiene un registro y su reputación para evitar ser víctima de un fraude inmobiliario.

Precios bajos por la propiedad 

Si el precio de una propiedad te parece una gran oferta en comparación con otras casas en la misma colonia, puede ser un fraude inmobiliario. Esta es una de las señales más obvias porque los estafadores utilizan ofertas muy atractivas, pero irreales.

Recuerda revisar el mercado de la zona para darte una idea de que tan barata o cara puede ser una propiedad en esa colonia. Un precio bajo también puede estar disfrazando alguna anomalía del inmueble.

Poca información sobre el inmueble

Si el anuncio del inmueble no menciona sus características, no tiene fotografías y tanto la dirección como los datos de contacto del vendedor están incompletos, puede que se trate de un anuncio falso. Alguien que de verdad tiene interés en vender su vivienda no pondría información incompleta.

Condiciones previas al contrato

Si se te solicitan datos personales o bancarios, así como depósitos, sin que conozcas el inmueble, es una estafa. Sin un contrato de compraventa de por medio, no hay manera de que la venta sea segura, ya que hasta los anticipos están incluidos en este documento.

Presión por una compra rápida

Si el vendedor insiste en que tomes una decisión pronto, sin darte tiempo para analizar o considerar más ofertas, intentando hacer que actúes de forma precipitada es una señal de que podrías caer en un fraude inmobiliario muy común. 

 Consejos para evitar fraudes inmobiliarios

  • Contrata un notario
  • Cerciórate de la identidad del vendedor
  • Confirma la legalidad del inmueble
  • Visita la propiedad
  • Utiliza portales inmobiliarios confiables
  • Revisa el contrato y utiliza formas de pago seguras

Contrata un notario

Al realizar el proceso de compraventa, busca la asesoría de un notario de confianza. Este profesional será de gran apoyo durante todo el proceso porque te auxiliará en el ámbito legal, revisando la veracidad de todos los documentos que intervienen en esta transacción.

Puedes revisar el directorio del Colegio Nacional del Notariado Mexicano y encontrar un profesional en tu estado. También puedes recurrir a agentes inmobiliarios para adquirir tu vivienda sin contratiempos. 

Cerciórate de la identidad del vendedor

Asegúrate de conocer al arrendador en persona antes de realizar cualquier procedimiento o pago. Será necesario que le solicites un documento de identidad y su número de contacto; también puedes solicitarle referencias. Si estás realizando la compra de la mano de un notario, pídele comprobar la legitimidad de los documentos presentados por el vendedor.

Si vas a adquirir algún inmueble en preventa, investiga al desarrollador inmobiliario, revisa sus permisos y sus licencias de construcción. Al igual que con los agentes inmobiliarios o las agencias de bienes raíces, recuerda que puedes consultar las quejas recibidas en la Profeco.

Confirma la legalidad del inmueble

Así como investigaste al vendedor, también debes investigar la propiedad para evitar un fraude inmobiliario. Antes de hacer cualquier pago, investiga cómo, cuándo y cuáles fueron las circunstancias en las que el vendedor adquirió el inmueble. Por ejemplo, en los terrenos ejidales o baldíos los defraudadores no son capaces de mostrar documentos legítimos de pertenencia.  

Revisa la situación jurídica del inmueble, si está libre de gravámenes y al corriente de todos sus pagos. Investiga la zona donde se encuentra el inmueble y, si es posible, visítalo.

Visita la propiedad

Al visitar la propiedad podrás conocer cada detalle de la vivienda ofertada. Haz preguntas al vendedor durante el recorrido, para conocer más sobre la zona donde se ubica y el estado de los servicios.

Si estás interesado en avanzar con la compra, puedes llevar a un especialista para que vea si la propiedad no tiene vicios ocultos.

Utiliza portales inmobiliarios confiables

Uno de los consejos de cómo evitar estafas inmobiliarias es usar portales inmobiliarios confiables, ya que tu búsqueda y primer contacto con un vendedor puede ser mediante el internet. Comprar casas por Internet es una buena opción para ahorrar tiempo y facilitar tu búsqueda, pero debes asegurarte de que no se trate de anuncios falsos.

Revisa el contrato y utiliza formas de pago seguras

Por último, debes verificar, junto con el notario, el contrato que firmarás por el inmueble. Evita las cláusulas abusivas que no respeten tus intereses y de ser posible trata de llegar a acuerdos justo con el vendedor.

Lee detalladamente la información, los párrafos del contrato y evita caer en algún fraude inmobiliario. Asimismo, escritura la propiedad lo antes posible y utiliza formas de pago que sean seguras para ti, como transferencias o cheques certificados, todo con asesoría de tu notario de confianza.

Ahora que sabes cómo evitar un fraude inmobiliario en México, comienza la búsqueda de tu vivienda en el portal Vivanuncios, el portal más seguro de bienes raíces del país.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend