¿Qué es el juicio de prescripción positiva de un inmueble?

Existen diversas formas de adquirir una propiedad. Para las personas que ya tienen el derecho de posesión de una casa y quieren convertirse en dueños de ella, la forma es iniciar un juicio de prescripción positiva.

Día a día hacemos uso de todo tipo de bienes, desde los zapatos que nos ponemos antes de salir de casa, hasta el teléfono de la oficina que utilizamos para comunicarnos con los clientes; pero, que podamos utilizar estos bienes cada que los necesitemos, no significa de forma automática que sean de nuestra propiedad, y esto mismo ocurre con las casas.

Si bien una persona puede tener el derecho de posesión de una casa, porque tiene la llave y decide quién tiene permitido entrar en ella, esto no implicará que tiene la propiedad y puede hacer con ella lo que le plazca. Actividades como rentarla o venderla estarán fuera de sus facultades.

Existen varias formas de convertir el derecho de posesión de un inmueble en un derecho de propiedad, algunas de estas incluyen comprar el inmueble, ocuparlo, recibirlo como herencia o realizar un juicio de prescripción positiva, este último también es conocido como usucapión.

Si quieres saber qué es la posesión y la propiedad, sus diferencias, cómo el juicio de prescripción positiva te puede permitir convertirte en propietario de un inmueble y en qué casos es posible realizar este trámite, te recomendamos seguir leyendo.

 

¿Cuál es la diferencia entre derecho de propiedad y derecho de posesión?

Aunque pudieran parecer lo mismo, en términos legales las respuestas a qué es un derecho de propiedad y qué es un derecho posesorio, o derecho de posesión, son dos cosas completamente distintas.

Mientras que el derecho de propiedad permite a una persona disponer y gozar de una cosa como mejor le parezca, el derecho de posesión solo permite a alguien tener en su poder una cosa y disponer de ella dentro de las limitaciones que el propietario imponga.

¿El auto que manejas es de tu propiedad? Si en la factura del carro no aparece tu nombre, pero puedes utilízalo a tu antojo, significa que tienes la posesión del auto, pero que no es de tu propiedad.

Uno de los ejemplos más comunes donde un individuo ejerce el derecho de posesión de una cosa es cuando renta una casa. Si el arrendatario cumple con las condiciones establecidas en el , sin duda podrá poseer el bien, pero no podrá ser considerado propietario.

 

¿Cómo se obtiene la propiedad de un inmueble?

Ahora que ya sabes que no toda posesión implica propiedad, lo siguiente que debes saber es cómo convertirte en propietario de una casa. Como antes se mencionó, existen diversas formas de obtener la propiedad de una casa, y no todas ellas exigen que primero tengas el derecho de posesión del inmueble.

Puedes adquirir la propiedad de una casa mediante:

  • La firma de un contrato: aquí se incluyen todo el tipo de contratos legales existentes como la compraventa, traspasos o las donaciones.
  • Ocupación: cuando se reclama algo que no tiene dueño.
  • Accesión: la adición o incorporación de cosas de forma natural o artificial a una propiedad.
  • Sucesión: la transmisión de la propiedad de una cosa a herederos o legatarios una vez que el propietario ha fallecido.
  • Usucapión: también conocida como prescripción positiva, es la adquisición de un bien mediante su posesión en una cantidad de tiempo determinada.

 

¿Cómo pasar de tener el derecho de posesión de una casa a ser su propietario?

Para conseguir la propiedad cuando solo se tiene el derecho de posesión de una casa existe un proceso conocido como juicio de prescripción positiva. La usucapión o prescripción positiva consiste en la adquisición de bienes mediante el transcurso de cierto tiempo establecido y cumpliendo ciertos requisitos sobre cómo debe ser la posesión:

  • En concepto de propietario;
  • Llevarse de manera pacífica;
  • Continua; y
  • Pública.

De la misma manera que existen requisitos para echar a andar un juicio de prescripción positiva, también existen algunas restricciones. Estas incluyen que no podrá comenzar a correr la prescripción:

  • Entre padres e hijos durante la patria potestad.
  • Entre esposos.
  • Entre incapacitados, tutores o curadores durante la tutela.
  • Entre copropietarios o coposeedores que son dueños de la misma cosa.
  • Contra personas que se declaren como ausentes porque se encuentran prestando servicio público.
  • Contra militares en servicio activo en época de guerra.

Estos requisitos existen para proteger a terceros con derecho sobre el inmueble. Puesto que una persona con derecho de propiedad e interés de mantener ese derecho, no se quedaría de brazos cruzados cuando otra hace uso de su inmueble, con violencia, durante un largo periodo de tiempo y que, en dicho periodo, se ostente ante la comunidad como dueño.

Asimismo, las restricciones evitan que personas que habiten en una casa por motivos naturales, como los hijos que viven con sus padres, puedan reclamar la propiedad del inmueble por el simple hecho de habitar la casa; o que aquellas personas que poseen un contrato de arrendamiento vigente quieran declararse dueños del inmueble.

Así pues, la prescripción existe para legalizar la situación de una persona que siendo solo poseedoras de un inmueble ha actuado durante muchos años como dueño y busca regularizar su situación para poder ejercer los derechos que solo el propietario tiene, como vender o heredar el bien.

Juicio de prescripción positiva y la sucesión intestamentaría

Es importante señalar que el juicio de prescripción positiva solo puede iniciarse para aquellas personas que se encuentran en posesión del inmueble, disfrutan de él como dueños a pesar de no contar con un título de propiedad y, a su vez, no pueden obtener la propiedad del bien de otra manera. Es decir, los herederos que no cuentan con título de propiedad, porque no existe testamento, no pueden llevar a cabo el juicio de prescripción positiva.

Si actualmente te encuentras en posesión de un inmueble de algún familiar ya fallecido que no realizó un testamento, el procedimiento que deberías llevar a cabo para obtener la propiedad se llama sucesión intestamentaría. Te invitamos a leer el artículo sobre cómo heredar una casa intestada para saber más sobre este procedimiento.

Si quieres conocer más detalles sobre cómo vender y comprar tu casa ideal, no olvides inscribirte a nuestro newsletter.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend