¿México vive una burbuja inmobiliaria?

En qué consiste una burbuja inmobiliaria y qué riesgo hay de tener una crisis nacional como ha sucedido en otros países. 

Hoy la gran pregunta es si los precios de la vivienda van a continuar subiendo. Si el departamento que compré este año, generará alta plusvalía o si la burbuja explotará y nos sucederá algo similar a lo ocurrido en Estados Unidos.

En este momento, 75% de las ciudades en aquel país reportan que el precio de sus casas está por debajo del precio de 2007. Si estamos en una burbuja inmobiliaria la recomendación es vender, pero si no es el caso, la sugerencia es comprar.

Este tema se tocó en InCON Real Estate Convention y es importante señalar las implicaciones que tiene o podría tener este fenómeno en nuestro país.

En opinión de Joseph Mansur, socio fundador & Director General M&M Consultores Inmobiliarios, “no vivimos una burbuja inmobiliaria, ha habido un crecimiento sostenido de los precios de cuatro a cinco años a la fecha y creo que va a seguir subiendo hasta que llegue un momento en que se estabilice. En México es difícil que suceda este fenómeno, como sucedió en Estados Unidos, porque el crédito está mucho más blindado”, dijo.

Explicó que, en realidad, no se trató de una burbuja de precios, sino de una burbuja hipotecaria y la crisis fue en ese sentido. Si comparamos a México con otras metrópolis, es una ciudad barata y -a diferencia de otras ciudades en el mundo-, aun cuando el precio puede parecer algo elevado, finamente es alcanzable a través de un financiamiento. Nuestros clientes no están preocupados por el valor del inmueble, sino por el valor de la mensualidad que tengan que pagar y, mientras puedan pagarla, los valores seguirán creciendo. Pero ese aumento no va como la espuma, finalmente está bien cimentado”, aseveró.

Fernando Soto-Hay intervino señalando los tres factores simultáneos que dan lugar a una burbuja hipotecaria: crédito barato, proceso de originación laxo del crédito por parte de los bancos y ánimo de especulación. En México, lo que existen son créditos hipotecarios accesibles con tasas competitivas acordes con nuestra economía. No estamos viendo esos tres factores converger en el mismo momento, añadió.

Asimismo, indicó que de 2010 a 2017 se debieron construir en la zona metropolitana de CDMX más de un millón 350 mil viviendas, lo que corresponde al nivel de demanda y la realidad es que se han construido menos de 300 mil y, si a eso se añade un uso inadecuado del suelo en las principales colonias de la CDMX, lo que sucede es que no hay vivienda suficiente para la demanda existente.

Otra cuestión importante a considerar durante esta charla fue que el negocio inmobiliario es de personas y hoy, existen muchas más personas con doble ingreso que las familias con padres e hijos. Esa suma es justo la que permite que se siga moviendo la vivienda, pues con créditos responsablemente originados, se puede acceder a un inmueble. Al final, los fundamentos que generaron burbujas inmobiliarias en Norteamérica, no se ven en nuestro país.

¿Cuáles son las colonias en las que es conveniente invertir?

De acuerdo con Joseph Mansur cuando se buscar invertir lo más conveniente es consideras aquellas colonias que están comenzando a renovarse, como la Colonia San Rafael, Escandón, Álamos y Doctores para poder especular y hacer negocio. Aunque también señaló que Polanco, Condesa y Roma que han estado en boga durante varios años, no dejan de estarlo.

La clave está en saber que no existe una bola de cristal, pero el tip es observar el mercado y ver qué colonias se renuevan para reconocer el momento de entrar. Es el caso de la colonia Portales que ha tenido en los últimos 12 meses más obra que en toda su historia, explicó Mansur.

Finalmente, Soto-Hay recomendó poner especial atención a las zonas céntricas y, en especial, a la colonia Narvarte.

Otros artículos relacionados

¿Cuéntanos qué opinas?

Mostrar
Ocultar