¿Qué es un obligado solidario en un contrato de arrendamiento y en un crédito hipotecario?

Si estás pensando en firmar como obligado solidario en un contrato de arrendamiento o una hipoteca y no sabes qué significa esto y cuáles son sus implicaciones, aquí te decimos todo lo que debes saber.

La figura legal del obligado solidario es muy recurrente en las operaciones inmobiliarias. Esto se debe a que las entidades la utilizan como mecanismo de protección ante la falta de pago del adeudo. Puede aplicarse a un crédito hipotecario o un arrendamiento. 

Sin embargo, muchas personas, sobre todo aquellas que realizan una operación de este tipo por primera vez, la desconocen o confunden con otras figuras de naturaleza similar, como el aval y el fiador. Este desconocimiento puede poner en riesgo su dinero y su patrimonio. 

En esta ocasión, te aclaramos todo lo referente a este tema. A continuación, te decimos qué es un obligado solidario en un contrato de arrendamiento y en un crédito hipotecario, dos de las operaciones principales dentro del mercado de bienes raíces.

Conceptos esenciales para entender la obligación solidaria

Existen dos conceptos básicos que te ayudarán a entender las definiciones de las que se hablarán a lo largo de este texto:

  • Responsabilidad pluripersonal 
  • Obligaciones solidarias

Responsabilidad pluripersonal

Esta surge cuando más de dos personas aceptan cumplir con las obligaciones de un contrato de cualquier naturaleza. Dichas obligaciones pueden ser de cualquier tipo según el tipo de contrato, pero en el caso de un contrato de crédito o un contrato de préstamo, estas obligaciones se refieren a los pagos de la deuda correspondiente.

Obligaciones solidarias

En este concepto se fundamenta la figura de las obligaciones solidarias. Estas se definen como aquellas responsabilidades pluripersonales adquiridas por más de una persona a través de un contrato, a cambio de recibir la prestación debida.

Esta última parte es esencial para entender qué es un obligado solidario en un crédito hipotecario o en un contrato de arrendamiento, pues en el caso de cualquier contrato que involucre pagos monetarios, el hecho de que los acreditados o los arrendatarios sean obligados solidarios significa que existe una mancomunidad de deudores que permite a la entidad financiera cobrar indistintamente a uno u otro, a diferencia del aval y el fiador. 

A continuación, ahondamos en las diferencias entre cada uno de ellos.

Diferencias entre aval, fiador y obligado solidario

Debido a la definición de obligado solidario, es fácil y común confundirlo con la figura del aval o la figura de fiador. Sin embargo, existen diferencias entre estos que son esenciales conocer para entender mejor cuál es la figura idónea para cada tipo de operación.

Aval

El aval es una tercera persona que adquiere el compromiso de pagar la totalidad de la deuda pendiente en caso de impago del titular del contrato.

En México es muy común utilizar indistintamente el término aval para referirse a cualquier persona que funja como deudor secundario en cualquier operación que involucre pagos monetarios. Sin embargo, de acuerdo con la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, el aval es una figura de naturaleza mercantil, por lo que solo es aplicable en las operaciones de crédito.

Fiador

Esta figura jurídica es aplicable en el contrato de arrendamiento. Se trata de una tercera persona que se compromete a garantizar el pago de la renta por parte del arrendatario. 

Se le llama fiador precisamente porque funge como una especie de fianza para el arrendador. La principal diferencia con el aval es que el único caso en el que se le puede cobrar la deuda es cuando al deudor principal ya se le ha ejecutado una sentencia de embargo y aún existe una diferencia monetaria para liquidar la deuda pendiente.

Obligado solidario

Esta figura jurídica se presenta cuando dos o más personas adquieren el mismo grado de responsabilidad para cumplir las obligaciones de un contrato. Es válida tanto en operaciones mercantiles como civiles, por lo que puede aplicarse tanto a créditos hipotecarios como a contratos de arrendamiento. 

En el caso de hipotecas y arrendamientos, la entidad financiera o el arrendador tienen el derecho de cobrar indistintamente a cualquiera de las personas que hayan firmado como obligados solidarios.

¿Qué es un obligado solidario en un crédito hipotecario?

Dado que se habla del mismo grado de responsabilidad, el caso donde se aplica la figura de obligado solidario es en los créditos hipotecarios conjuntos. Por ejemplo, en los créditos mancomunados o en esquemas como Unamos Créditos del Infonavit, donde más de una persona firma como responsable del pago del crédito a cambio de obtener la copropiedad del inmueble al finalizar la hipoteca.

¿Qué es un obligado solidario en un contrato de arrendamiento?

En el caso de las operaciones de arrendamiento, es más común que se aplique la figura del obligado solidario cuando el arrendador renta a más de una persona el mismo inmueble. Se establece un esquema de obligados solidarios para poder cobrar de forma indistinta a cualquiera de los arrendatarios. Con esto puede evitarse los problemas de tratar con un deudor principal y uno o más deudores secundarios.

Evidentemente, el esquema de obligados solidarios es muy conveniente para las entidades financieras y arrendadores, pues protege los derechos del acreedor a recibir íntegramente sus pagos. Y al mismo tiempo, conlleva riesgos para los deudores en caso de no cumplir con sus obligaciones.

Riesgos del incumplimiento de pago de una deuda solidaria

  1. Debes pagar tanto capital como intereses: al tener el mismo grado de responsabilidad, debes cubrir la totalidad de la deuda pendiente, incluyendo tanto capital como intereses moratorios. Estos últimos suelen ser los que incrementan la deuda a niveles muy altos, por lo que debes tener mucho cuidado.
  2. Dañas tu historial crediticio: en caso de falta de pago, la entidad financiera reportará una nota negativa a tu historial crediticio, lo cual te afectará en solicitudes futuras de otros financiamientos.
  3. Podrías sufrir un embargo de bienes: en caso de no contar con los fondos monetarios suficientes para liquidar la deuda, el acreedor puede tener el derecho a embargar tus bienes hasta que su valor cubra el resto de la deuda, a juicio de la autoridad correspondiente. En algunos otros casos, según el contrato que se firme, podrías sufrir descuentos directamente de tu salario para pago del adeudo pendiente.
  4. Heredas la deuda: en caso de fallecer, la obligación solidaria puede ser transferida al heredero del deudor, generalmente cónyuge y descendientes.

Estos riesgos no existen si se garantiza el pago puntual de las obligaciones estipuladas en el contrato. Por ello, si te han pedido firmar o estás pensando en utilizar este esquema, debes asegurarte de hacerlo de manera responsable. Comprométete solo junto a una persona con la solvencia económica, disciplina y sentido de responsabilidad suficientes para cubrir en tiempo y forma su obligación asumida.

Ahora que ya sabes qué es un obligado solidario en un crédito hipotecario y en un arrendamiento, toma en cuenta toda esta información para aprovechar este esquema de la mejor manera. Recuerda que la responsabilidad es esencial para construir un buen historial y ser tomado en cuenta para beneficios cada vez mayores.

Si estás buscando ejercer tu crédito hipotecario, recuerda que en la plataforma Vivanuncios encuentras miles de ofertas de viviendas en venta en todo el país. Así también, si buscas arrendar una casa o departamento, Vivanuncios cuenta con un inmenso catálogo de viviendas en renta en todo México.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend