¿Qué pasa si no pago mi crédito hipotecario?

Si experimentas una situación de dificultad en cuanto a tus condiciones financieras y te preguntas
«¿Qué pasa si no pago mi crédito hipotecario?», es importante que conozcas las consecuencias y sanciones que esto conlleva.

Comprar una casa se ha vuelto una transacción mucho más ágil gracias a los créditos hipotecarios que ofrecen las distintas instituciones financieras, tanto públicas como privadas, que cuentan con una amplia variedad de créditos y opciones de pago para todos los presupuestos. Debido a las atractivas condiciones del crédito existentes, cientos de personas deciden recurrir a un préstamo para invertir en su patrimonio y comprar una vivienda.

No obstante, antes de solicitar el apoyo de cualquier institución financiera, es importante estar consciente de tu capacidad de pago y procurar ser siempre un cliente cumplido. Dejar de pagar el crédito hipotecario no solo afectará tu historial de crédito, pues también implica sanciones que podrían tener un impacto negativo en tu patrimonio. Al haber un contrato de por medio, la institución bancaria puede proceder legalmente, de acuerdo con los términos estipulados. En casos en los que existen varias mensualidades vencidas, pueden incluso reclamar la vivienda.

La Sociedad Hipotecaria Federal es quien se encarga de regular las hipotecas y procurar que existan condiciones de financiamiento justas para los clientes, pero también para las entidades financieras. A continuación, te invitamos a conocer cuáles son las posibles sanciones que se derivan de una falta de pago mensual oportuno.

¿Qué pasa si no pago mi crédito hipotecario?

  • Recibes un aviso por parte de la institución bancaria
  • Posible amonestación por parte de la institución bancaria
  • Embargo de la propiedad

Recibes un aviso por parte de la institución bancaria

Al no pagar un crédito hipotecario por un periodo de tiempo corto, la institución otorgadora del mismo se pondrá en contacto con el beneficiario, por medio de un aviso, para saber la razón por la que dejó de pagar. En caso de que sea porque hubo una disminución en el sueldo de la persona responsable o algún problema en la relación laboral, es importante que esto sea notificado para encontrar una solución óptima que convenga tanto a la institución, como al beneficiario.

Por supuesto, en la mayoría de los contratos que se firman al comprar una casa con crédito hipotecario, se incluye una cláusula donde se especifica que, en caso de que haya un atraso en los pagos, comenzarán a agregarse intereses moratorios a los pagos futuros, que es una cuota extra como penalización por no pagar en tiempo y forma el crédito otorgado. El porcentaje de este tipo de intereses se proporcionan desde que se firma el contrato de compra de la casa, con base en los pagos mensuales de esta. 

Las instituciones bancarias optan por notificar por medio de una carta membretada que se ha dejado de recibir el pago correspondiente después de un mes, antes de tomar medidas más severas. Por ello, es ideal que siempre recurras a la institución bancaria lo más pronto posible y busques negociar una opción de pago que se ajuste a tus posibilidades. En lugar de preguntarte «qué pasa si no pago mi crédito hipotecario», acércate al banco o entidad que te ha otorgado financiamiento e intenta renegociar las condiciones de tu crédito.

Amonestación por parte de la institución bancaria

Si no existe alguna razón por la que se dejó de pagar el crédito hipotecario y ya han pasado más de tres meses desde el primer aviso, la institución procede a cobrar la deuda con una amonestación formal, añadiendo los intereses moratorios equivalentes al tiempo que se ha dejado de pagar el crédito. Esto quiere decir que, a la larga, terminarás pagando más de lo que habías pensado.

Además, este atraso tendrá una repercusión en el reporte que el Buró Nacional de Crédito se encarga de llevar respecto a tu historial crediticio y podrá dificultarte obtener una aprobación de crédito en el futuro.

Embargo de la propiedad

Si a pesar de las anteriores amonestaciones sigue sin haber respuesta por parte del beneficiario después de seis meses, el banco o institución procede a demandar y embargar la propiedad, para así saldar la deuda. Esta es una de las consecuencias más graves que podrías obtener como respuesta a la pregunta «qué pasa si no pago mi crédito hipotecario».

Además, en estos casos, el beneficiario queda con antecedentes morosos y una muy mala reputación para cualquier solicitud de crédito que se realice en el futuro, incluyendo tarjetas de crédito o departamentales. 

¿Qué puedo hacer si no puedo pagar mi crédito hipotecario?

  • Solicitar una reestructuración
  • Hacer uso del Seguro de Desempleo 
  • Renunciar voluntariamente al inmueble

Solicitar una reestructuración

Si por alguna razón ya no puedes pagar el monto inicial del crédito hipotecario, una buena opción es solicitar que se reestructure tu crédito para que puedas cumplir en tiempo y forma con cada uno de los pagos. Si no puedes pagar la mensualidad completa, el banco probablemente accederá a aumentar el plazo del crédito y reducir el monto de pago, siempre que te comprometas a continuar cumpliendo con tus obligaciones.

Es importante que recuerdes que existe un tiempo mínimo para pagar un crédito hipotecario y que este plazo no se puede modificar.

Hacer uso del Seguro de Desempleo

En caso de que te hayas quedado desempleado y te estés preguntando “¿Qué pasa si no puedo pagar mi crédito hipotecario?”, múltiples instituciones, como el Infonavit, ofrecen programas de apoyo por bajos ingresos

Asimismo, puedes hacer uso del Fondo de Protección de Pagos que ofrece la institución nombrada anteriormente, que te permite disponer de una prórroga para que puedas ponerte al corriente con los pagos. Esta prórroga puede ser desde 12 a 24 meses durante toda la vida del crédito y solo es brindada a los beneficiarios que obtuvieron su crédito después del 2009. De esta forma, tendrás un tiempo para reponerte y tu única preocupación será pagar los servicios básicos de tu domicilio vigente.

 Renunciar voluntariamente al inmueble

Al comprar una casa con crédito hipotecario, existe la solución de renunciar al inmueble en caso de que ya no puedas pagarlo y no estés seguro de poder hacerlo en un futuro. Con esto, el banco se encarga de embargar la casa y saldar la deuda. Cabe resaltar que tanto el enganche, como todos los pagos realizados no serán devueltos y tendrás que entregar una carta firmada aceptando estas condiciones.

 

Ahora que ya sabes qué pasa si no puedes pagar tu crédito hipotecario, auxíliate de herramientas de simulador de crédito y realiza un plan financiero que te ayude a adquirir la propiedad de tus sueños, misma que puedes encontrar en Vivanuncios, el portal inmobiliario más importante de México.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend