Cómo elegir la pintura que tu casa necesita

¿TU CASA NECESITA UN RETOQUE? ESTA ES LA TEMPORADA PERFECTA PARA DARLE UNA NUEVA APARIENCIA CON LA PINTURA QUE REALMENTE NECESITA.

Elegir la pintura para tu casa va más allá de decidir un color. Existen varios elementos que deben ser considerados para obtener la calidad deseada. Cada casa y propietario tiene necesidades específicas, ¿conoces realmente las tuyas? Los siguientes consejos te permitirán tomar esa decisión.

Tipos de pintura que existen en el mercado

En primer lugar, es importante que conozcas las características de las pinturas que se ofertan en el mercado ya que, además de los colores, se distinguen por su resistencia, funcionalidad,  textura y rapidez de secado.

Las pinturas suelen clasificarse de la siguiente manera:

Pintura a base de agua

Es la más usada y recomendada en el mercado debido a que cualquiera puede hacer maravillas con ella. Gracias a su componente principal, se seca inmediatamente, no tiene olores concentrados y se puede aplicar en diferentes texturas.

Su uso se recomienda para interiores, ya que no tiene la capacidad suficiente para soportar las condiciones de la intemperie. Además, cada uno de sus acabados tiene diferentes funcionalidades:

  • Mate: cubre imperfecciones y se adhiere adecuadamente a cualquier textura. Se recomienda limpiar con precaución, pues puede caerse.
  • Satinado: debido a su apariencia delicada, proporciona elegancia al interior. Es fácil de limpiar e incluso se puede lavar.
  • Brillosa: eleva la luminosidad de los lugares y también permite la limpieza con agua y jabón.

Si planeas pintar tu recámara, una pintura a base de agua es la mejor opción, pues su ligero olor no es tóxico y podrás reacomodar tus cosas el mismo día, además que encontrarás una infinidad de colores disponibles.

Pintura y esmalte sintético

Este tipo de pinturas son una combinación química de aceites y resinas sintéticas que requieren de un solvente para diluirse. Son las más resistentes en el mercado por lo que son empleadas en exteriores y otro tipo de materiales como madera y metales. También las hay en acabado mate, satinado y brilloso pero, a diferencia de las de agua, tardan más tiempo en secarse.

Las pinturas sintéticas son ideales para áreas de mayor desgaste, como cocinas, baño, cuartos de lavado, escaleras y exteriores. Así como muebles e infraestructura expuesta a daños o a la intemperie.

Aunque tienen un olor más penetrante, presentan mejores acabados que las pinturas a base de agua. Además de que su limpieza es sencilla.

Otras opciones

Asimismo existen opciones que, aunque pueden clasificarse dentro de las pinturas a base de agua o sintéticas, destacan por las ventajas que ofrecen. Por ejemplo, las pinturas ecológicas, al no contener derivados de petróleo, permiten que las paredes transpiren reduciendo la cantidad de humedad y condensación que se concentra.

Consejos para tomar una decisión

Ahora que tienes una idea de la funcionalidad de cada tipo de pintura, es momento de evaluar tus condiciones para elegir la correcta.

¿Qué habitaciones pintarás?

Algunas pinturas funcionan mejor en unas habitaciones que otras. Si la idea es pintar toda tu casa, es válido crear una combinación y usar diferentes opciones para cada habitación. Esto no quiere decir que no puedas emplear el mismo tipo de pintura para toda tu casa, sin embargo, lo preferible es que dure lo suficiente y no sufra afectaciones por la rutina diaria.

¿Qué colores planeas utilizar?

No todos los tipos de pintura proporcionan las mismas tonalidades. Las pinturas a base de agua mate (principalmente vinílicas) al secarse pierden sus pigmentos, por tanto, no se recomienda el uso de colores brillantes o muy oscuros en esta variación.

¿Qué acabado tiene la pared?

Si vas a realizar un cambio de color, es importante que verifiques qué pintura es la que actualmente tiene tu pared. Cambiar de base de agua a otra base de agua o sintética es muy sencillo. No obstante, cuando la pared tiene ya una pintura sintética, primero debe hacerse un tratamiento para retirarla y poder colocar una de agua.

Tratamientos contra la humedad

Algunas pinturas cuentan con sustancias antifungicidas que evitan la propagación de moho. Si en tu casa la humedad es un problema, utilizar una de estas opciones (ya sea en agua o sintética) reducirá la aparición de bacterias y manchas en las paredes.

Renovar la apariencia de tu casa es una tarea que tú mismo puedes hacer. ¿Listo para poner manos a la obra?

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend