Cómo preparar tu casa para el verano

¡EL VERANO YA ESTÁ AQUÍ! QUE EL CALOR NO SEA UNA PESADILLA PARA TI, PON EN PRÁCTICA LAS SIGUIENTE RECOMENDACIONES PARA REDUCIR LA TEMPERATURA DE TU CASA.

Las altas temperaturas de las últimas semanas son una probadita de lo que nos espera en los siguientes meses, por lo que es momento de prepararse y realizar las adecuaciones necesarias en casa para darle la bienvenida al verano. Toma nota y aprende cómo hacer tu casa más fresca.

Dispositivos para refrescar

El mercado de dispositivos que refrescan y regulan la temperatura de un hogar es amplio, tu selección dependerá de tus posibilidades económicas, pero también de las verdaderas necesidades de tu región. Posiblemente en ciudades como Puebla, Tlaxcala, Toluca o Ciudad de México sea suficiente adquirir un ventilador que purifique y enfríe el aire. Sin emabrgo, en ciudades del norte y sur del país es casi indispensable contar con un sistema de aire acondicionado.

En promedio, un ventilador ionizador tiene un precio de $1,200 pesos, en tanto, los que incluyen sistema de enfriamiento suelen superar los $2,000 pesos. Un aire acondicionado o minisplit tiene un precio de compra de $4,000 a $10,000, sin contar el costo de instalación (que en promedio es de $5,064 pesos).

También existen opciones mucho más accesibles que no llegan a superar los $900 pesos, pero sin la asesoría de un profesional o conocimientos especializados es difícil diferenciar entre un producto de buena calidad y una mala inversión.

Ventila sin darle entrada a los insectos

En verano permitir la circulación del aire es básico para reducir el calor dentro del hogar, así como los olores extraños. Sin embargo, también es la época donde mayor número de insectos se reproducen. Para evitarlos coloca tela mosquitera en puertas y ventanas. Haz marcos con las medidas de tus ventanas para que puedas quitarlos y ponerlos fácilmente. Pide apoyo a un carpintero o aluminero para obtener mejores resultados.

Ten presente que la mayoría de las plagas se producen por estancamientos de agua, falta de mantenimiento en los hogares y basura acumulada. Limpiar a profundidad, retirar los recipientes donde se pueda acumular el agua y fumigar son las principales tareas que te ayudarán a evitarlas. En caso de tener mascotas, mantenlas fuera de casa el día de la fumigación.

Modifica la decoración

Además de mantener la armonía con la época, la decoración puede ayudarte a mejorar las condiciones en esta temporada. Por ejemplo, pintar la casa con colores claros, tiene el mismo efecto que vestir ropa clara en días de soleados. De acuerdo con las investigaciones del Sistema Climático de la Universidad de Columbia, pintar el techo de color blanco reduce la temperatura hasta 30%, ya que los colores claros, principalmente el banco, reflejan los rayos solares.

Asimismo, despejar y espaciar las habitaciones como recámaras y salas de estar, favorece la circulación del aire. Si tienes muchos muebles u objetos que consideres estorbosos, es momento de guardarlos para mejorar la temperatura.

Por último, considera un cambio de mobiliario que se adapte mejor a la estación, como sillas o mecedoras hechas con cuerdas de PVC, madera, hierro e incluso bambú que, además de estar en tendencia, serán tu opción favorita para descansar.

Este verano, también cuídate de los efectos de la lluvia

Si bien el termómetro ha subido demasiado, también es cierto que, en gran parte del país, el verano viene acompañado de fuertes precipitaciones que pueden causar afectaciones a las viviendas si no cuentan con protección en caso de inundaciones o goteras.

¿Qué puedes hacer al respecto? El primer paso es mantener limpias todas las alcantarillas y desagües exteriores, ya que las hojas secas, la basura e incluso el cabello suelen atascarse, evitando el paso del agua y creando encharcamientos. Además, recuerda que la corriente del agua arrastra basura de otras áreas, por lo que te sugerimos limpiar por completo el área del patio, jardín y la calle frente a tu casa.

Revisa que no haya ninguna gotera por un mal impermeabilizado o por tejas mal puestas que cedan el paso del agua. De ser necesario, contrata a un profesional para revisar el tejado o impermeabilizar tu casa para impedir que el agua se estanque, mine y provoque humedad.

Por último, verifica que las ventanas y puertas exteriores cierren correctamente, por mínimos que sean los agujeros entre los marcos y la pared séllalos antes de que se conviertan en una amenaza.

Artículo anteriorArtículo siguiente
Mostrar
Ocultar