4 errores que un agente inmobiliario debe evitar a toda costa

Hacer que tus colegas pierdan parte de su valioso tiempo no traerá ningún beneficio para tu reputación. Los errores de novato son los peores y en el medio inmobiliario implican la pérdida de clientes, tiempo, dinero y, lo más importante, tu reputación se puede ver perjudicada de manera permanente.

Como nuevo agente de bienes raíces sabemos que pones especial cuidado en los detalles para evitar parecer inexperto o peor aún perezoso, sin embargo, comprendemos  que es inevitable cometer errores. Pero no te preocupes, existe una curva de aprendizaje para los nuevos agentes que todos comprendemos (¡y por la que todos pasamos!).

Para facilitar este proceso, a continuación enlistamos una serie de fallas que, sin importar tu nivel de experiencia debes evitar a toda costa. ¡Toma nota!

1. Presentar una oferta de compra tan baja que parezca una broma

Alguna variación puede ser aceptable, pero no es aceptable hacer una oferta de compra que está 25% por debajo del precio solicitado por el dueño. Sabemos que trabajamos para los clientes y son ellos quienes nos solicitan presentar este tipo de ofertas, pero también es nuestro deber educar a nuestros clientes sobre las tendencias del mercado actual y expectativas esperadas por parte del vendedor. Si aun así no toman en cuenta la información que le brindas, será mejor que tú te retires antes de que pierdas parte de tu valioso tiempo.

2. No contar con el conocimiento básico sobre un listado

Imagina esta situación: el cliente necesita resolver un par de dudas básicas sobre la propiedad en venta, se comunica con el agente inmobiliario a cargo de la transacción y recibe esta respuesta: “No estoy seguro. Podrías llamar directamente al propietario para aclarar esas dudas”. ¿Es en serio? ¿Acaso no debería recibir una respuesta como: “Dame oportunidad de averiguarlo por ti, sé que se trata de un tema importante”? Siempre debes hacer un esfuerzo extra, no solo con los clientes sino también con colegas quienes probablemente en el futuro podrían referirte potenciales clientes. Después de todo, esa es tu labor ¿cierto? Informar efectivamente qué es lo que hace únicas tus propiedades en venta, esperando que eso los anime a adquirirlas.

3. Olvidar incluir documentos o información importante junto con la propiedad en venta

Los agentes que olvidan adjuntar documentos e información necesaria en los medios de promoción de la propiedad generan un retraso adicional en el proceso de búsqueda de ofertas. Cuando esto ocurre, sabemos que cargar esa información demorará tiempo extra, retrasando la venta del inmueble.

Como agente inmobiliario asegúrate de facilitar el acceso a la información a tus potenciales compradores y así agilizar el cierre del trato.

4. Olvidarse de actualizar un listado cuando ya no está disponible

A menudo, las casas salen del mercado porque han sido retiradas por sus propietarios o porque ya han sido vendidas. Si tu anuncio ya no está disponible, asegúrate de actualizar la información en tu sitio web y cancela todas las visitas pendientes al inmueble, no querrás acudir irrumpir en el inmueble mientras que los nuevos dueños están disfrutando de la comida o realizando sus actividades cotidianas.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend