4 habilidades de los agentes inmobiliarios exitosos

Ya sea que estés terminando tu primer año en bienes raíces, cerrando tu primer millón en ventas, o convirtiéndote en líder de equipo, todos los agentes inmobiliarios quieren saber qué habilidades necesitan para continuar mejorando.

Aprende a generar clientes  potenciales proactivamente

Evita programas y cursos para agentes inmobiliarios fuera de tu presupuesto, muchos de ellos están a menudo sobrevalorados o pueden ser más negocio para quien los vende, que para ti. En internet puedes encontrar muchos consejos sobre programas de CRM (customer relationship management) para hacer tu proceso de ventas más eficiente, pero te encontrarás pagando la mensualidad de un software que no sabes utilizar al 100%.

Asegúrate de construir un círculo social en el que tengas influencia con la gente que conoces (amigos, excompañeros de trabajo, vecinos, etc.), cerciórate de ser una referencia para ellos, e incluso organizar ventas a puertas abiertas, en donde captes la atención de tus clientes potenciales e incluso consigas más clientes.

Ser agente inmobiliario es un trabajo en donde la palabra “no” es algo que se escucha muy a menudo, entonces es importante que aprendas y domines técnicas de ventas directas, antes de invertir en campañas de marketing o herramientas elaboradas.

Usa las redes sociales para expandir tu alcance

Elegir la red social donde construir tu imagen como agente inmobiliario puede ser difícil, Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram, y todas, están evolucionando constantemente. Y aunque para muchas personas, el punto inicial obvio sería Facebook, nuestro consejo es que evites Facebook y construyas un buen perfil de LinkedIn. Especialmente si eres un agente inmobiliario nuevo.

¿Por qué? A menudo cuando la gente te busca en Google a ti o tu compañía, LinkedIn es parte de los tres primeros resultados que se muestran, y LinkedIn te da credibilidad. A pesar de que no es tan divertido como Facebook o Instagram, es una oportunidad para conectar con mucha gente que no conoces, y esto puede ser una gran ventaja si sabes aprovechar la oportunidad

Por otro lado, Facebook además de no estar orientado a los negocios, puede hacerte correr el riesgo de aparentar menos profesionalismo. Asegúrate de que, si tienes Facebook, tu perfil sea privado y todo el contenido “público” sea algo que quieras mostrar a quien pueda encontrarte a través de Google

Un buen perfil de LinkedIn incluye una fotografía reciente, una explicación concisa de lo que haces, tus certificaciones, cursos y premios. Es la plataforma perfecta para que muestres toda tu experiencia.

Además de resumir tu experiencia profesional, es una excelente plataforma para conectar con otros agentes inmobiliarios y profesionales de los bienes raíces. A la par, esto te ayudará al darte acceso a contenido que ellos publiquen y del que puedas aprender, y comentar en sus publicaciones te ayudará a que te identifiquen. Estas personas podrían volverse tus futuros colaboradores.

Si ya llevas algunos años en la industria, un consejo sería que reduzcas la cantidad de publicaciones que realizas en esta red, y concentres tus energías en reconectar con clientes pasados en redes sociales. Cualquier oportunidad es buena, los comentarios no necesariamente deben ser sobre negocios, puedes desearles un feliz cumpleaños o felicitarlos por un nuevo puesto que hayan conseguido.

Los agentes inmobiliarios con experiencia, a menudo han ya construido una base de clientes, pero, aunque un cliente aceptaría volver a trabajar con nosotros, cuando se trata de comprar una casa o venderla, no te buscan directamente. Así que debes mantenerte en contacto, y las redes sociales son una excelente forma de hacerlo.

Entiende tu personalidad y úsala a tu favor

Las bienes raíces son un negocio de relaciones, pero muchos agentes inmobiliarios tienen dificultades con sus habilidades interpersonales, a causa de los malentendidos que hay en la industria sobre cuál es “la personalidad” correcta para tener éxito en las bienes raíces.

Muchos agentes inmobiliarios tratan de emular a los agentes que más producen en sus propias oficinas, y replicar sus acciones, pero esta estrategia no funciona en un negocio de generación de interesados.

En lugar de eso, toma el tiempo para entender mejor tu personalidad, y desarrolla tus tácticas e interacciones de forma que sean más naturales. Un método que puedes utilizar es el test de personalidad DISC, que ayuda a determinar si tu personalidad es más dominante, influyente, estable o concienzuda.

Este u otros tipos de tests de personalidad te pueden ayudar a comprender cuáles son tus principales motivaciones. Habiendo tantas estrategias, desde llamadas a clientes potenciales a creación de contenido, podrás más fácilmente elegir por cuáles empezar.

Optimiza tu agenda e identifica qué es “verdaderamente importante”

Para algunas personas, el tiempo de un día no es suficiente para todo lo que tienen que hacer, pero se trata de enfocarte en las prioridades que realmente te acercan a tus metas diarias, semanales, mensuales, anuales y de vida.

Lo primero que debes hacer es identificar tus prioridades, y estructurar la manera en que utilizas el tiempo alrededor de ellas, en lugar de hacer una agenda en donde amontonas todos tus pendientes.

Desarrolla habilidades efectivas de manejo de tu tiempo, y la habilidad de identificar claramente qué, por qué, cuándo y cómo una meta es importante. A menudo, puede que tu problema como agente inmobiliario ni siquiera sea la gente, si no la incapacidad de establecer un sistema para alcanzar tus metas, porque no las tienes claras. Aprender a priorizar eliminará la mayoría de tus problemas.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend