3 razones por las que un agente de bienes raíces debe estar presente en una valoración inmobiliaria

¿Los asesores inmobiliarios que no asisten a una valoración inmobiliaria están dando un servicio incompleto a la venta de la propiedad?

Ya sea que se trate de una venta o una compra, las valuaciones son parte fundamental del proceso. Si una valuación inmobiliaria no es coherente, puede costarle a tu cliente miles de pesos, razón por la que querrás estar presente cada vez que un valuador visita la propiedad.

Para aquellos que necesiten un repaso, la definición de valuación es la estimación del valor de una propiedad en el mercado. Un valuador con licencia lleva a cabo esta valuación, la cual se calcula al comparar ventas recientes de casas en la misma área de la propiedad que está siendo valuada. La valuación es un requisito de las instituciones que otorgan créditos hipotecarios para asegurarse que el dinero que están prestando al beneficiario es una cantidad justa por la propiedad.

Una valuación puede funcionar también como una herramienta para la negociación cuando es el momento de establecer el precio final de la propiedad.

¿Cuántos asesores inmobiliarios asisten a la valuación? ¿Hay algún beneficio en asistir? La respuesta es sí, y aquí te decimos por qué.

1. ¿Quién conoce la propiedad mejor que el agente de bienes raíces?

Los valuadores son personas ocupadas, y es posible que pasen por alto algunos detalles. Parece ser que los valuadores siempre tienen muchas casas que revisar y no mucho tiempo para hacerlo.

Si el asesor inmobiliario está presente, mínimo puede señalar y resaltar remodelaciones, accesorios o elementos destacados que el valuador podría no ver fácilmente a simple vista.

2. Los asesores inmobiliarios comprenden los factores complejos que conlleva una venta

¿Por qué dejarle la tarea al valuador? Los valuadores no están informados de lo complejo que puede ser la venta. En rara ocasión por qué se vendió en el precio que se vendió la primera vez. Es por eso que estar presente y desarrollar una buena relación con el valuador puede ser bastante útil.

Algunas de las equivocaciones o ideas falsas que pueden afectar una valuación incluyen las remodelaciones o actualizaciones de la propiedad, el número de ofertas y, en algunas circunstancias, las razones por las cuales los propietarios se han visto obligados a vender a bajo precio, así como las objeciones que tenían los compradores.Todas estas incógnitas crean una desconexión si no se comunican con el valuador.

3. Las valuaciones de una propiedad son como una de arte

Al igual que valuar el arte o una escultura en un museo, en la valuación de propiedades todos tienen una opinión diferente. Y en última instancia, todo depende de lo que una persona está dispuesta a pagar. Un buen consejo es tener tres valuadores diferentes en una propiedad. Si algún valuador no está de acuerdo, invítalo a la propiedad. Esto es importante porque ayuda a establecer el precio de compra. Por ejemplo, si le preguntaras a tres valuadores diferentes el valor de una casa, todos obtendrían diferentes valoraciones, diferentes puntos de precio. Cuando se hace una valuación baja a una propiedad, es probable que el segundo valuador de la valuación de la propiedad en valor justo. Los agentes que no asisten a las evaluaciones están ofreciendo un mal servicio a la propiedad y al cliente.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend