¿Cómo evitar el burnout inmobiliario?

¿Sientes como si estuvieras corriendo en una rueda de hámster?

Los bienes raíces no deberían ser un trabajo de 24 horas, restaura la cordura y evita el burnout siguiendo estos consejos de productividad.

Son las 10 de la noche y tu celular suena, tu familia está dormida pero el vendedor con quien cerrarás el trato en tres semanas te envía un mensaje de texto diciendo que después de todo, sí quiere conservar el candelabro de la entrada de su casa en venta. ¿Esto desencadena en ti una bomba de enojo interna? Si es así, es posible que sea tiempo de priorizar el equilibrio entre tu vida laboral y familiar.

Diversas investigaciones muestran que las largas horas de trabajo resultan ser contraproducentes para la mayoría de los individuos mientras que, a nivel empresarial, no reportan siempre mejores resultados. Erin Reid, exprofesora de la Escuela de Negocios Questrom de la Universidad de Boston, realizó un estudio donde descubrió que los gerentes no pudieron identificar la diferencia entre el desempeño de los agentes inmobiliarios que trabajaban 80 horas a la semana y de los que simplemente pretendían hacerlo: al final, su eficiencia era muy similar.

Sin embargo, estamos conscientes de que el mercado inmobiliario está lleno de largas horas de trabajo, muchos fines de semana dedicados al negocio y de estar atado a tus dispositivos electrónicos la mayor parte del día. Debido a la falta de un horario establecido, los agentes a menudo son requeridos en diferentes lugares, en cualquier momento y todo el estrés que esto genera sin duda pasará su factura. 

Entonces, ¿cómo se sale de la rueda de hámster? La administración del tiempo es un primer paso obviamente, pero aquí hay consejos adicionales que pueden resultar de gran utilidad.

Reconoce que es momento de pedir ayuda

En ocasiones las habilidades de gestión del tiempo no son el problema, muchos agentes son muy eficientes y organizados, pero el negocio mismo sobrepasa sus capacidades, siendo imposible mantener tan extenuante paso ¿te suena familiar?

A pesar de la innata necesidad del agente inmobiliario por resolver cada asunto él mismo, debes recordar que delegar actividades te permitirá ser más eficiente y concentrarte en los asuntos prioritarios. De esa manera, el volumen de tu trabajo disminuirá, mientras que el número de transacciones irá en aumento. El arte de delegar es clave.

Respeta tus horas de sueño

Trabajar largas horas te conduce a tener una mala calidad de sueño, lo que a su vez te lleva a tener una concentración deficiente durante el día y esa falta de concentración puede tener grandes consecuencias, especialmente cuando la casa de ensueño de tu cliente o la negociación de un contrato están en juego.

La mayoría de nosotros somos culpables de haber trabajado en horarios ridículamente extensos, que incluso llegan a altas horas de la madrugada (porque hay menos distracciones), pero cuando llegas a un determinado punto, tu concentración comienza a disminuir y en cada hora adicional tenemos un rendimiento más deficiente. Trabajar hasta tarde afectará tu productividad al día siguiente, es un ciclo vicioso.

​Establece ciertos límites

Establece expectativas con los clientes desde sus primeras reuniones explicando tus horarios laborales (tu nivel de flexibilidad), la mejor manera de comunicarse contigo y el tiempo aproximado en el que recibirán una respuesta a sus consultas. No te sientas culpable por tener esta conversación, los clientes que realmente quieran trabajar contigo lo entenderán.

Los clientes también deberán establecer expectativas similares con sus agentes y cumplirlos. Por ejemplo, si alguien envía un mensaje de texto a las 9 p.m., en la mayoría de los casos, se trata de una situación o inconveniente que puede esperar. Recuerda, establece el inicio y el fin de tu día laboral. Tampoco olvides que es vital que programes ciertos días libres y vacaciones junto con un plan de respaldo donde indiques quién se encargará de los negocios en tanto, cuándo deseas ser contactado (si es que quieres que lo hagan) y a quién deben contactar en tu ausencia. 

Siempre hay una mejor forma

Sabemos que al inicio de tu carrera el reto de trabajar por 10 o más horas al día en tu negocio 7 días a la semana parece más que tentador, pero inevitablemente llegará un punto en donde tu cuerpo no solo estará sometido bajo un estrés constante, sino que también manifestará alteraciones físicas que pueden ir desde un ataque de ansiedad, hasta un ataque al corazón. No llegues hasta ese punto para tomar conciencia de la importancia de realizar cambios en tu vida, como alimentarte adecuadamente, tener periodos de esparcimiento y hacer ejercicio físico.

Debido a que 8 horas de trabajo continuo a menudo no resultan del todo productivas, puedes llevar a cabo “sesiones de poder” en las que podrás dar seguimiento a tus asuntos durante un periodo de 60 minutos, sin ningún tipo de distracciones, así evitarás cambiar constantemente las tareas que estás realizando. Ten una hora de trabajo enfocado, sin distracciones y luego tómate un momento para salir a camina o tomar aire fresco.

Al final, cuidarse mental, física y emocionalmente teniendo tiempo fuera del trabajo y de calidad con la familia, amigos o practicando tu pasatiempo favorito es esencial para evitar el síndrome de burnout.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend