Cómo mantener una buena relación con otros agentes inmobiliarios

No des por entendido nada. La mejor manera de mantener tus ventas avanzando es comunicarte y cooperar. Te decimos cómo ser agente inmobiliario cuando tu contraparte no coopera.

Una de las frustraciones más grandes de ser agente inmobiliario es no poder ponerte en contacto con otro agente inmobiliario. Esto puede volverte loco, sin importar cuánta experiencia tengas, que tu contraparte de una transacción no conteste a tiempo es una experiencia frustrante.

Pero las bienes raíces siguen siendo una de las pocas industrias que funcionan basados en la cooperación, y comunicación, entre competidores de la profesión para generar dinero. Una cosa que debe saber un agente inmobiliario es que tener un espíritu cooperativo es un pilar. Y un elemento clave de la cooperación, es la comunicación.

Sin embargo, las quejas más comunes de los clientes en bienes raíces tienen que ver con las pausas y cuellos de botella en la comunicación, particularmente en momentos clave de la transacción y entre sus agentes inmobiliarios.

El problema de no atender estos problemas directamente es que generan muchos malentendidos, y a veces detrás de ellos se pueden esconder comportamientos poco profesionales o anti-éticos. También disminuirá la buena fe de tus clientes, la confianza y podría generar tensiones que desvíen tu transacción.

Para que lo evites, te decimos cómo ser agente inmobiliario en una situación donde tu contraparte no coopera. Asegúrate al menos de estar cumpliendo con tu parte, en términos de comunicación y cooperación.

Trabaja en sentirte cómodo haciendo cosas incómodas

Suena contradictorio, pero la razón de muchos malentendidos en la comunicación es, precisamente, que evitamos hablar las cosas porque nos incomoda. Esto es algo que debe saber un agente inmobiliario, porque dar información clave a la otra parte de la transacción es absolutamente necesario.

A nadie le gusta la confrontación, y preferimos evitarla, pero a veces es necesario dar malas noticias. Tener que confrontar no sólo a la otra parte en una negociación, si no a tu propio cliente, es un riesgo latente en cada transacción en la que realizas. Así que, si te interesa saber cómo ser mejor agente inmobiliario, es mejor que comiences a generar una actitud positiva hacia la incomodidad.

No asumas que el otro agente está haciendo su trabajo

Nunca asumas que el agente inmobiliario con el que estás colaborando está haciendo todo lo que debería estar haciendo. Muchas veces, cuando asumes que alguien más está encargándose de un asunto necesario para que la transacción avance, realmente no lo está haciendo. Siempre debes darle seguimiento al otro agente para asegurarte de que esté activo.

Por supuesto, esto no significa darles órdenes o demeritar sus esfuerzos. Los agentes inmobiliarios que son buenos negociadores, son educados y respetuosos. Muestra un respeto profesional por tus colaboradores, para durar en este lo que debe saber un agente inmobiliario es mostrar respeto mutuo.

A menudo hablamos mal de otro agente si algo sale mal, algo afecta a nuestro cliente, a nuestra transacción o a nosotros. Pero hablar mal de los demás es un problema que no podemos dejar que afecte nuestra industria. Quédate tus sentimientos y opiniones personales para ti, y evita hacer a los clientes parte de un drama.

No te robes los clientes de otros agentes

Estas es una de esas prácticas anti-éticas de gente que no sabe cómo ser agente inmobiliario. Existen quienes asisten a open houses de otros agentes inmobiliarios para obtener información de los vendedores, para contactarlos y manejar la transacción ellos.

Tenemos que darnos cuenta que hay suficiente para todos. Los agentes inmobiliarios deben ser creativos e innovadores, y además conseguir clientes a través de medios éticos y legales.

Cambia tu actitud

Cuando hay un agente inmobiliario que no coopera en el otro lado de la transacción, y que no está haciendo lo que tiene que hacer, terminarás haciendo la mayor parte del trabajo. ¿Por qué? Siempre debes de proteger a tu cliente y trabajar a favor de sus intereses. Recuerda, tienen que comprar o vender una casa. Si tu contraparte no sabe cómo ser agente inmobiliario, no está cooperando, no contesta tus mensajes y deja el trabajo tirado, tendrás que hacerlo tú.

Esto requerirá un cambio de actitud muy grande de tu parte para controlar la situación. Si el otro agente ha tirado la pelota, vas a tener que levantarla y probablemente anotar tú solo. El punto final es que, no puedes defraudar a tu propio cliente.

Siempre debes recordar que estamos trabajando en una industria que requiere cooperación. Muchas de las casas en venta se logran vender no gracias a un agente de vendedores, si no a un agente de compradores que fue comunicativo y cooperativo. Todos estamos trabajando por un objetivo: que el vendedor pueda vender su casa y los compradores puedan comprar la casa de sus sueños. Practica una buena comunicación y una conducta profesional, y esto sucederá rápidamente.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend