¿Cómo serán las oficinas después del Covid-19?

Las medidas que se tomarán en la primera fase del regreso a la normalidad cambiarán constantemente; conforme se vayan dando las condiciones de interacción humana

Si todo sale como lo planeado, estaremos regresando a las oficinas, de forma paulatina, a partir del 1 de junio, pero todavía con las medidas sanitarias adecuadas para evitar un rebrote de Covid-19.

No obstante, con la cuarentena y el distanciamiento social, nuestra forma de trabajar cambiará radicalmente; y las empresas deberán reestructurar la manera en que operan sus oficinas para la vuelta a la ‘nueva normalidad’.

Para empezar, expertos mencionan que muchas empresas, que aún no lo habían hecho, comenzarán a permitir que sus empleados realicen home office por lo menos una vez a la semana; además que tendrán horarios más flexibles.

Por el lado de las oficinas, las empresas tendrán que adaptar sus espacios para preservar la salud y el bienestar de los empleados, con diversas medidas que irán cambiando conforme se den las posibilidades de ‘interacción humana’; y se definirán a partir del tiempo en que se distribuyan vacunas o medicamentos.

Para la primera fase del retorno a la normalidad, la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield realizó un prototipo llamado 6 Feet Office, en el que destaca la instalación de mamparas entre los puestos de trabajo y la colocación de señales visuales en el suelo para organizar el tránsito de los empleados hacia los diferentes espacios, y así evitar contagios.

Este modelo, que ya se implementa en diversos países europeos que han reactivados sus actividades, contempla seis etapas: un análisis previo del entorno de trabajo, la aplicación de reglas sanitarias básicas, la implantación de un código visual para cada oficina, la adaptación de los puestos de trabajo y la certificación de que todas las medidas han sido adoptadas con éxito. 

Otros expertos recomiendan un retorno escalonado a las oficinas, es decir, que no todos los empleados vayan todos los días; y que los empleados de más de 65 años, o quienes tengan enfermedades como diabetes o hipertensión, sean los últimos en volver.

Asimismo, sugieren algunos parámetros como realizar turnos en los horarios de trabajo, para tener aproximadamente un 25% de ocupación en los espacios laborales; sanitizar constantemente las instalaciones y superficies de uso común como escritorios, computadoras, sillas, etcétera; o el uso obligatorio de cubrebocas.

Además, la plataforma Newmark Knight Frank (NKF) señala que en las oficinas deberá establecerse protocolos para los visitantes y proveedores; así como para saber cómo proceder en caso de que se dé un caso de Covid-19.

A largo plazo, los espacios de oficina podrían automatizar los registros de entradas y salidas del edificio y otros procesos; además de implementar prácticas más sustentables, como reducir el consumo de energía eléctrica y agua, y adquirir nuevos sistemas de filtración de aire o calefacción, como medidas de seguridad, en términos de salud.

Sin embargo, es muy pronto para definir con seguridad cómo serán las oficinas después de la crisis sanitaria; pues, aunque autoridades federales anunciaron el protocolo para el regreso a las actividades, aún hay incertidumbre sobre el futuro.

Medidas que sugiere el Gobierno Federal

El Gobierno Federal dio a conocer una lista de comprobación en donde sugiere una serie de medidas que deben implentar los centros de trabajo para el regreso seguro de sus trabajadores. Entre ellos, destaca que áreas comunes dentro de las oficinas deberán contar en los accesos con lavamanos con jabón, agua, toallas de papel desechabe, dispensadores de alcohol al 70% o gel antibacterial al 70% base de alcohol.

Asimismo, sugieren que las áreas de comida o cafetería cuenten con barreras físcias en la misma mesa, separando a un comensal de otro y guardando una distancia de 1.5 metros. En el caso de las salas de reuniones y salas de espera, también deberán mantener distancia de al menos 1.5 metros.

Las oficinas deberán contar con ventilación natural en espacios comunes, como sanitarios, vestidores, comedores, cafeterías, salas de reuniones y de espera, recepción, etcétera. 

En espacios donde se concentran dos o más trabajadores, las autoridades federales sugieren delimitación por barreras físicas para proteger al trabajador al frente y laterales. Además, se debe mantener una distancia de 1.5 metros entre cada trabajador. 

A pesar que la forma de trabajo en las oficinas ciertamente no volverá a ser igual, México debe prepararse para próximas contingencias, y establecer herramientas que permitan a las autoridades reaccionar y dar una respuesta inmediatamente.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend