Cómo te ayuda el estoicismo a sobrellevar los altibajos en los bienes raíces – Parte 2

El estoicismo es una filosofía milenaria que se centra en identificar las oportunidades que los obstáculos nos ofrecen, de esa manera podemos utilizarlos como herramientas de crecimiento más que como fuentes de estrés. Aplicar dichos principios a tu práctica profesional como agente inmobiliario puede ayudarte a crear una nueva y más eficiente perspectiva y a reducir los intensos niveles de estrés en tu día a día.

En esta segunda parte del artículo (lee aquí la primera entrega) te presentamos dos principios estoicos más que pueden traerte muchos beneficios profesionales y personales.  

Entrena a tu mente para no etiquetar las situaciones como “buenas” o “malas”

Sin duda alguna cerrar un trato es mejor que no cerrarlo y conservar a un cliente es mejor que perderlo, eso es verdad, pero cuando decidimos concebir estas situaciones como algo “bueno” o “malo” únicamente nos hacemos propensos a vivir cambios bruscos de emociones y ánimo que pueden ir de un extremo a otro.

Los estoicos eligen convertir los obstáculos en lo opuesto: tratan de descubrir la oportunidad en cada uno de ellos. Esto no significa usar lentes de color rosa frente a la adversidad y negar que existe, sino todo lo contrario, se trata de reconocer y aceptar los obstáculos, pero también de identificar las oportunidades en cada una de esas situaciones problemáticas, sin importar cuán pequeñas o grandes sean.

Por ejemplo, si uno de tus clientes decide cambiar de agente inmobiliario, entonces será una excelente oportunidad para que realices una autoevaluación e identifiques aquello que puedes mejorar para evitar que te suceda esa situación en el futuro. De esta forma, haber perdido a ese único cliente te ayudará a ganar y mantener a muchos futuros clientes.

Por otro lado, si después de esta autoevaluación concluyes que no hay algo que hubieras podido hacer diferente o de mejor manera, entonces perder a ese cliente se convierte en una oportunidad para trabajar con otras personas o para buscar negocios aún más grandes. Incluso, ahora que cuentas con más tiempo libre, puedes enfocarte en hacer crecer tu negocio de otras formas.

Recuerda: Nada es bueno o malo, simplemente es lo que es. Lo importante es que, de una forma u otra, también representa una oportunidad.

¿Estás trabajando con clientes difíciles? Tienes la oportunidad de practicar la paciencia. ¿Te dejó un cliente porque no fuiste un negociador lo suficientemente hábil? Tienes la oportunidad de estudiar y desarrollar una habilidad que antes de esto, no sabías que te faltaba.

Controla únicamente lo que puedas controlar

En el sector inmobiliario hay muchas cosas que podemos controlar, pero hay más factores que salen de nuestro control, así que para limitar el estrés y la angustia, debes concentrar toda esa energía que utilizas preocupándote hacia las cosas que realmente están bajo tu control, y pensar poco (o nada) en aquellas que salen de él.

Por ejemplo: si haces 100 llamadas a potenciales clientes y nadie responde, eso es algo que no puedes controlar. Así que no te preocupes por ello, simplemente continúa con tus llamadas. Pero si no haces ninguna llamada porque en lugar de eso decidiste hacer algo menos importante, entonces trata de recuperarte después y haz el doble de llamadas. En resumen: tu estrés es un obstáculo, así que dale la vuelta, conviértelo en algo a tu favor y aprovéchalo como un impulso para trabajar aún más duro.

Otro ejemplo: Si organizas un evento a puertas abiertas y además haces la promoción correcta, pero nadie acude, eso es algo que no puedes controlar. No te preocupes por eso, en su lugar, analiza por qué las personas no se presentaron y cambia tus tácticas o lo que sea que necesite cambiar, en la medida que puedas.

Pero si no organizas el evento porque decides hacer algo menos importante, es probable que te estreses luego, pero utiliza ese para ir más lejos y planear el doble de eventos a puertas abiertas qué harías en otro momento. Igualmente, utiliza el doble de tiempo para promocionarlos.

Estas técnicas son parte de la milenaria filosofía del estoicismo y pueden ayudarte a reducir el estrés que se vive día a día en el sector inmobiliario, así como a enfocarte en las cosas importantes en las que realmente deberías estar dirigiendo tu atención. Ponlas en práctica. 

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend