Estrategias para el mercado inmobiliario: 7 pasos para ser más resiliente

¿Sabías que todos los agentes inmobiliarios exitosos tienen una cosa en común? Todos ellos poseen un elevado nivel de resiliencia emocional, pero ¿nacieron con ella? No, en la mayoría de los casos la aprendieron porque están conscientes de que es una habilidad necesaria para la supervivencia dentro del mundo de los negocios.

¿Qué es la resiliencia emocional?

Es la capacidad de volver rápidamente a un estado de equilibrio, confianza y bienestar sin importar la dificultad de las situaciones que atraviesas. Y ¿cómo se llega a ella? Aquí encontrarás 7 pasos para lograrlo:

  1. Cree profundamente en ti mismo: ten la seguridad de que, pase lo que pase, estás ofreciendo al mercado algo extremadamente valioso. Identifica aquello que te hace único y comunícalo con claridad.

  1.  Establece límites claros: no necesitas crear paredes emocionales en los negocios, pero sí necesitas establecer y mantener límites claros. Esto incluye, sobre todo, la capacidad de decir «no».
  1. Siempre elige un ganar/ganar: date permiso de saber qué es lo que quieres y ve por ello, asegurándote de que siempre se trate de un ganar/ganar. La regla de oro es: si la colaboración no va a ser un ganar/ganar, será mejor que la rechaces.
  1. Mantén una actitud con elevadas intenciones y bajo apego: cuando estás en una negociación, debes ser fuerte y asertivo, siempre con una gran intención de triunfar y, aunque pueda resultar paradójico, al mismo tiempo debes mantenerte desapegado del resultado, sabiendo que hiciste lo mejor que pudiste.
  1. Permanece enfocado en la tarea y mantén tus emociones bajo control: en tu vida personal, ¡vívelo!, ¡toma el balón! Permítete reír, llorar y enojarte, es bueno para tu alma, sin embargo, en tu vida como agente inmobiliario es mejor permanecer relajado y mantener tus emociones bajo control. Eso hará que sea más fácil para ti atender las tareas que tienes que realizar.
  1. Deja de intentar convertir a tus clientes en tus amigos: si realmente deseas ser emocionalmente resiliente, no propicies relaciones duales donde los clientes te invitan a involucrarte emocionalmente y luego todo se toma a modo personal. Para ser resiliente debes permanecer impersonal o lo que es lo mismo, centrado y tranquilo.
  1. Crea una conversación interna positiva: no dejes que tu “yo crítico” sea el que dirija la obra, en su lugar desarrolla la voz de tu “aliado interno” y, de esa manera, siempre podrás convertir tu diálogo interno en uno positivo y escucharás con mayor frecuencia frases como: «Buen trabajo» o «No te preocupes por las cosas pequeñas».

¿Qué tan bueno eres para mantener a raya a tu crítico interno y llenar tu mente con una autoconversación positiva, como «estoy orgulloso de mí mismo por …»?

Artículo anteriorArtículo siguiente
Head of Public Relations ans Social Media

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend