Crea nuevos hábitos y alcanza tus metas como asesor inmobiliario

Tómalo con calma, date tiempo y lograrás crear buenos hábitos, perder los malos y disfrutar más tu trabajo. Conoce 3 tips sobre cómo ser un buen asesor inmobiliario cambiando tus hábitos.

Dentro de lo que se necesita para ser asesor inmobiliario, está ejecutar muchas actividades al día, encontrar formas de organizarte mejor, además de saber priorizar para enfocarte en las actividades verdaderamente importantes. Pero todo esto no es posible, si además de todo el conocimiento, no se tiene la práctica y habilidad para crear nuevos hábitos.

Desarrollar nuevos hábitos es difícil. Muy difícil. Requiere dedicación, disciplina y tiempo. Pero las buenas noticias son que los hábitos sí pueden ser cambiados, agregados, modificados o rotos. Aunque hay miles de trucos para que crees nuevos hábitos (o rompas malos hábitos), muchos expertos parecen estar de acuerdo en tres cosas que consistentemente han demostrado ayudar a crear nuevos hábitos y comportamientos. Te decimos cómo ser un buen asesor inmobiliario cambiando tus hábitos con estos 3 tips.

Empieza con poco

Para la mayoría de la gente, un nuevo hábito se empieza apostándole todo, desde el inicio. “Voy a perder 10 kilos”; “voy a ejercitarme 5 días a la semana”; “voy a comer sano, no más grasas y azúcares”; “no más café”.

Si nos damos cuenta, esas son metas bastante grandes. Aunque no nos percatemos de ello hasta que intentamos cumplirlas. En lugar de plantearnos metas enormes desde el inicio, trata de comenzar con algo más pequeño.

Toma como ejemplo el ejercicio. Cinco días a la semana de 30 minutos de ejercicio es bastante compromiso. Agrega la preparación, el baño de después, ir y regresar del gimnasio, spinning, trotar, o lo que sea. Si lo ves bien, son de 5 a 6 horas a la semana para cumplir con este objetivo.

Es bastante tiempo, y requiere de una dosis diaria de motivación bastante importante. Probablemente fracases poniéndote esta meta desde el inicio, así que comienza con algo más pequeño. Como ejercitarte 5 minutos todos los días. O ejercitarte 30 minutos dos veces a la semana.

Comenzando con menos, estás encaminándote hacia el éxito porque estás limitando las oportunidades de fracasar. A final de cuentas, siempre podrás agregar más tiempo o días conforme avances.

La mente humana necesita pequeñas victorias para alcanzar sus metas. A nadie le gusta el fracaso, a todos nos desmotiva mucho, así que mejor crea una ruta hacia el éxito desde el inicio aunque sea un poco más lento.

Disfruta el hábito

Algo que se necesita para ser asesor inmobiliario, en general, es pensar positivo. Detén las ideas negativas. Este trabajo ya tiene bastantes obstáculos de por sí, como para hacerlo más difícil por tu cuenta, así que no olvides que tu nuevo hábito es algo bueno, no lo veas como una tarea o deber que debes completar. En su lugar, míralo como una cosa positiva.

Digamos que quieres ser un buen asesor inmobiliario, y comenzar enviando cinco notas personales a tus clientes todos los días. Una forma de verlo, es como si fuera agobiante, porque tienes que tomarte el tiempo, sacar esas notas, encontrar un lapicero y buscar direcciones en tu base de datos. Todas esas pequeñas tareas tediosas.

O podrías verlo como que estás invitando a la gente a trabajar contigo, mejorando tu negocio, construyendo tu futuro. En lugar de escribir notas todos los días con agobio, busca la manera de hacerlo con gusto.

Podrías usar esa taza de café en la mañana para reflexionar sobre lo que quieres decir en tus notas. O apreciar que fue más fácil escribirlas esta semana que la pasada. Está bien tomarle gusto a tu nuevo hábito y verlo como algo divertido, en lugar de una tarea más que sacar de tu lista.

Prepárate para cometer errores

Vas a cometer errores en el proceso, dalo por hecho. Mientras más pronto aceptes esto, y planees con anticipación, mejor. Fallar no significa tirar la toalla y darse por vencido, cuando eso pasa, debes retomar tu compromiso con tu meta.

No te castigues o seas duro contigo mismo por meter la pata. Aprende qué se necesita para ser asesor inmobiliario de los errores que cometas en el proceso. Cambias las cosas de acuerdo a lo que aprendiste, y sigue adelante. Hay cosas que pueden ayudarte cuando fallas: Mantener una actitud positiva, buscar una persona a quien rendirle cuentas, y comprometerte a no fallar de nuevo.

No fallar de nuevo puede ser muy efectivo: Está bien no asistir a esa clase de spinning, sólo no faltes de nuevo. ¿No pudiste evitar pedirte esa hamburguesa en promoción? Está bien, disfrútala y no comas otra durante las próximas tres semanas. No te va a matar, y no es una razón para tirar la dieta y tu rutina de ejercicio por la ventana.

Comienza con poco, celebra tus victorias, reconcéntrate y no te castigues cuando cometas errores. Encuentra algo que necesites hacer para ser un buen asesor inmobiliario y comprométete a realizarlo. Tómalo con calma, dale tiempo. Puedes crear buenos hábitos, deshacerte de los malos y disfrutar tu vida.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend