Qué esperar al hacerse agente inmobiliario

Sean ejecutivos, profesionales de ventas, inversionistas, prestamistas o abogados, o con que sean parte en algún momento de una transacción de bienes raíces, existen muchas razones para hacerse agente inmobiliario porque es una de las más lucrativas para trabajar.

Millones de pesos cambian de manos en cada transacción. Mucha gente entra a la industria de bienes raíces por el potencial de ingresos que representa, porque es muy grande. Es imposible negar que el dinero en bienes raíces tiene cierto atractivo.

Definitivamente no es tan atractivo vender servicios de cable, paquetes de internet, automóviles o seguros. Los bienes raíces parecen más glamorosos y lujosos, y requiere que los agentes inmobiliarios se ocupen de muchísimas más tareas.

A final de cuentas, el dinero mueve al mundo. Y como muchos, probablemente también estás en el negocio por el dinero. El punto, es que te quedes por algo más, al final el dinero sólo es bueno para todo lo bueno que el dinero puede hacer y eso es algo que se necesita para ser agente inmobiliario.

Encuentra tu motivación real

¿Estás trabajando por dinero o el dinero está trabajando para ti? Al hacerse agente inmobiliario es muy fácil perderse en la búsqueda de lo nuevo, algo más grande o algo mejor. Muchos buscan cosas más emocionantes en este negocio emocionante y lleno de dinero. Nuevos clientes, cierres de ventas y comisiones grandes son el motivador de muchas personas, porque son emocionantes.

Te entregas al trabajo por días, el dinero entra y entonces debemos ajustar nuestra vida para mantenernos en ritmo ¿verdad? O más bien, tenemos que asegurarnos de que el dinero siga fluyendo para seguir sintiéndonos bien (un sentimiento falso, probablemente). ¿Pero cuándo se detiene?

Hay que comprar el carro adecuado, ropa nueva, las membresías exclusivas y mucho de lo que se necesita para ser agente inmobiliario. Sólo para mantener el ritmo y la identidad que hemos creado porque sin ella, ¿nos seguiríamos sintiendo bien?

Pero eso es todo, ¿no? Cuando realmente te pones a analizarlo, no se trata del dinero, la casa, una relación, las joyas – todo se trata de ser feliz.

Deja de perseguir el ascenso

En los bienes raíces, es muy fácil de ver, porque manejamos una de las posesiones materiales más caras que una persona tendrá jamás. No se trata de las cosas externas. Realmente, al hacerse agente inmobiliario, nadie busca más dinero, más clientes, mejores vacaciones – simplemente buscamos ese sentimiento de felicidad y estamos buscando hacerlo permanente.

A menudo pensamos que buscar ascender en la vida (ir a la escuela, graduarse, tener un perro, casarnos, tener el trabajo perfecto, una casa, hijos, un ascenso, una remodelación, una casa más grande, viajar) es el camino para conseguir la felicidad. Pero no lo es.

No necesitas leerlo aquí. Seguramente ya lo has experimentado en otro nivel o punto de tu vida. Piensa en los ingresos que tienes ahorita. Por alguna razón quieres más, sea cual sea el punto en el que estés.

Imagina la edad que tienes, quizá hace 10 años o 5 soñabas con tener los ingresos que tienes ahorita. Si lo hubieras tenido, habrías estado en éxtasis y viviendo tu vida al máximo – sin arrepentimientos. Y ahora estás ahí ¿entonces qué pasó? ¿qué cambió? Comenzaste a decirte a ti mismo que no estabas bien, que no era suficiente, y que necesitabas más.

Encuentra una mejor manera

Hay otra manera de vivir. Primero tenemos que detenernos. Y dejar de creernos todo lo que pensamos y lo que nos dice el mundo, sobre lo que necesitamos o quiénes deberíamos ser, lo que se necesita para ser agente inmobiliario y verdaderamente disfrutarlo, es ver más hacia a adentro.

Es necesario que busquemos dentro de nosotros mismos e identifiquemos lo que nos mueve (y más importantemente, qué parte de nosotros nos está moviendo), qué cosas nos importan y quiénes queremos ser.

Tenemos que encontrar felicidad dejando ir las cosas y estando presentes en cada momento sin apegarnos a los resultados. Quizá debamos trabajar con nosotros mismos antes de perseguir cualquier cosa en el mundo externo.

Esto es algo bastante difícil de hacer, especialmente para los emprendedores. Si los emprendedores dejan ir su identidad o comportamientos específicos, que los llevaron al lugar en el que están en sus carreras, ¿entonces qué pasaría con todo eso para lo que trabajaron?

Trabajar desde este lugar de apertura, claridad y conexión con quienes te rodean, en realidad te da una ventaja competitiva muy alta. Aunque no se trata de olvidarte de los bienes raíces, ni de una buena vacación en Europa, o pagar la universidad privada de tus hijos. Todas esas son experiencias increíbles, y si, necesitas dinero para que sucedan.

Pero el punto de todo esto, es que debes aproximarte a estas cosas desde un lado diferente de ti mismo. Desde un lugar de ti que realmente esté bien, verdaderamente bien, incluso si esas cosas no pasaran. Si realmente no necesitaras estas cosas para ser feliz, entonces se convertirían en algo así como la cereza del pastel.

Cuando piensas de esa manera, puedes servir a tus clientes al mejor nivel, las oportunidades que ni te imaginabas comenzarán a aparecer, verás el dinero fluir a ti más naturalmente, y podrás manejar esta industria con más facilidad.

No es fácil. Requiere paciencia, mucho enfoque en el crecimiento personal (la meditación es probablemente de las mejores opciones), y practicar intencionalmente el dejar ir y entregarse al momento. Sí, es difícil, pero si logras alcanzar ese nivel no podrás quedar fuera de la jugada.

¿Qué esperar del mercado como agente inmobiliario? Antes de hacerse agente inmobiliario, todo mundo quiere lo mismo: ser feliz. Cuando te enfocas en ti mismo y usas las bienes raíces para experimentar la vida y compartir las cosas buenas que te pasan, el mundo se abrirá para ti.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend