¿Qué hace en realidad un asesor inmobiliario?

Cada vez más clientes cuestionan el valor de contratar un asesor inmobiliario. ¿Qué hace un asesor inmobiliario para ganarse la vida?  Es necesario avivar la conversación sobre las tareas que llevan a cabo los asesores además de mostrar, vender y anunciar propiedades.

Un asesor inmobiliario es un malabarista profesional, y usa muchas máscaras. Las prioridades cambian constantemente, y a menudo se encuentran haciendo muchas cosas a la vez. La idea de hacer una cosa a la vez, no existe.

Pueden estar preparando un análisis del mercado inmobiliario para un cliente, revisando propiedades disponibles para un comprador, agendando visitas – todo mientras resuelven problemas en las transacciones que ya están manejando.

Avalúos, reparaciones, inspectores. Todo encima del resto de pendientes y tareas. Todo requiere una respuesta inmediata. No es posible tener una mentalidad de “te llamo mañana” o “al final de la semana”. Veinticuatro horas al día pueden parecer mucho, pero en realidad, separar un poco de tiempo para dormir (que ya es bastante), te deja poco tiempo para completar todo lo que un asesor inmobiliario atiende en un día.

La descripción del trabajo de un asesor inmobiliario tiene pocos límites, y las jornadas laborales de 8 horas son casi inexistentes. Así que, en un período de 10-12 horas ¿qué hace un asesor inmobiliario exactamente? Casi de todo y lo que haga falta.

Ser un gestor o coordinador

Es una de las principales tareas de un asesor inmobiliario y, triste pero cierto, consume demasiado tiempo porque a mucha gente no se le pueda confiar completar tareas y procesos con meticulosidad en una transacción. Ya sea el comprador, el vendedor, otro asesor, o institución crediticia.

Los compradores o vendedores pueden tener diferentes sentidos de urgencia al respecto de la compra-venta. Y dependiendo de qué esté pasando en su vida ahorita, se podrían distraer fácilmente. Nunca falta al menos una persona en la transacción, que debe salir de viaje o se ausenta durante un período largo, ya que el contrato está por firmarse.

El vendedor puede no entender la urgencia de hacer las reparaciones, y no darse cuenta que no se puede contratar simplemente a cualquier persona, entre muchas otras cosas. Cualquiera que resbale y deje caer la pelota en la mitad del proceso, puede causar un efecto dominó. Y para cuando te das cuenta, esto ya le costó tiempo y dinero a varias personas involucradas.

Por eso, parte de lo que hace un asesor inmobiliario es estar en contacto con todas las partes, y se asegura que el tren continúe avanzando. Dan seguimiento al proceso para asegurarse que cada tarea del plan se esté cumpliendo.

Prevenir catástrofes

Un asesor inmobiliario prevenido vale por dos. Gran parte del trabajo es prevenir problemas y situaciones conflictivas de forma proactiva. A veces lo que hace un asesor inmobiliario es decirle que hacer a compradores y vendedores, a veces es decirles qué no hacer, y a veces es asegurarse que todos hagan su trabajo. En el peor de los casos puede significar hacer trabajo del otro asesor inmobiliario.

Los asesores inmobiliarios se aseguran de que se realicen inspecciones antes de poner una casa en venta. Nunca sabes cómo un posible comprador reaccionará ante la necesidad de una reparación, no importa cuán pequeña.

Lo que hace un asesor inmobiliario con un comprador, es ayudarlos a aprobar para un crédito antes de siquiera comenzar a hacer ofertas por propiedades. Y se asegura de que comprendan todos los costos que tendrán que pagar, además de aconsejarlos sobre cómo evitar acciones que puedan afectar su capacidad crediticia. Un asesor inmobiliario ofrece consejos y consultoría desde el inicio hasta el final de una transacción.

Bombero

Al final, no importa cuán prevenido sea un asesor inmobiliario, pasan cosas malas. Y su trabajo a menudo consiste en apagar fuegos, creados por situaciones fuera de su control. Los clientes no asisten a la muestra de una casa, el asesor de los compradores deja de contestar, tus clientes no son aprobados para un crédito hipotecario, etc.

Un asesor inmobiliario no puede controlar las acciones y omisiones de otros, pero a veces sí recae en él rectificar situaciones para que todo un proceso de venta fluya adecuadamente. Involucra empatizar, mediar entre partes, y encontrar maneras de minimizar y prevenir que suceda de nuevo. Si algo puede salir mal para hacer que un asesor inmobiliario quede mal, saldrá mal.

Estilista de propiedades

Cuando se trata de promocionar una propiedad, las fotografías y el video lo son todo. Asistir a sesiones fotográficas y grabaciones es muy importante para los asesores inmobiliarios. Después de todo, la imagen lo es todo cuando se trata de marketing inmobiliario.

Asistir a estas sesiones no significa sólo pararse ahí. Es también ayudar y supervisar el estilo de las fotografías para asegurarse que se vean lo mejor posible. Esto puede significar reacomodar muebles, objetos decorativos, plantas, acomodar almohadas, sábanas y esperar a las mejores horas de iluminación del día.

Esto también puede significar sacar una escoba y barrer el patio, o algunos interiores. Y también cargar con una bolsa con utensilios de limpieza de bolsillo, en caso de ser necesario. Nunca sabes cuándo tendrás que darle nuevo brillo a unas ventas, o a un espejo, para obtener la sesión fotográfica o video perfecto.

Director creativo y gestor de redes sociales

Hablando de sesiones fotográficas, a menudo, lo que hace un asesor inmobiliario en estas situaciones es asumir el rol de director creativo. Asesorando y guiando fotógrafos sobre qué capturar y desde qué ángulo. No todos los fotógrafos saben, ni están obligados a saber, qué tipos de fotografías de una casa o propiedad son las que ayudan a vender mejor.

Esto no termina con la promoción de propiedades. Muchos asesores inmobiliarios están involucrados en la producción de videos para inmobiliarias, zonas residenciales o nuevos fraccionamientos. Desde redactar el guion, el storyboard, aparecer en los videos o reclutar al talento que lo hará. Hay asesores inmobiliarios que tienen sus propias agencias de producción de este tipo de contenido.

Esto tampoco se limita a las propiedades. Lo que hace un asesor inmobiliario para conseguir clientes, es también producir contenido para sí mismo. Desde videos orgánicos capturando sus actividades diarias, hasta podcasts, Facebook Live, Twitter, videos de IGTV e historias de Instagram mejor producidas, la lista es interminable.

Aunque suene fácil, si se quiere hacer bien, esto toma una cantidad de tiempo significativa para planear y producir, sobre todo si se quiere hacer de forma consistente. El contenido y los temas deben mantenerse frescos.

La respuesta a la pregunta “¿qué hace un asesor inmobiliario?” continúa evolucionando. Con la incursión de innovaciones tecnológicas en la industria, surgirán nuevos retos y nos deberemos adaptar. Buscar casas y escribir ofertas cada vez se queda más corto con lo que hace un asesor inmobiliario en el mercado inmobiliario actual.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend