Sé un líder, no un dictador

Aprende a colaborar con tu equipo como líder e involucra a tus agentes en la creación de sus propias soluciones.

Lo único peor que un líder de una agencia inmobiliaria que no está dispuesto a dirigir a su equipo es uno que actúa como si fuera un dictador. Los mejores líderes inmobiliarios son aquellos con reputación de contar con un equipo de agentes “milagrosos”, aquellos que llevan a los miembros de su equipo a lograr más de lo que creían posible, aquellos que colaboran. Es importante decir que no ganarás esta reputación (y su correspondiente éxito inmobiliario) si no desarrollas la capacidad de aconsejar, de desafiar los límites de tus agentes y de colaborar con tu equipo en todo momento.

Los agentes inmobiliarios necesitan crear esos hábitos si acaso no lo han hecho. Quienes sean incapaces de ver esa necesidad te darán una ventaja a ti que estás leyendo esto ahora y que actuarás con base en ello. Ahora bien, eso no implica que seas mejor que ellos, simplemente significa que cuentas con una perspectiva más objetiva de su situación y de la tuya.

Piensa que, a pesar de tu experiencia y objetividad, te toparás con agentes que piensan que conocen mejor la situación. En este momento, como su líder, no debes temer decir: “eres un gran agente, únicamente comparto contigo este pequeña retroalimentación que te impulsará hacia el siguiente nivel”. Prepárate para trabajar con ellos y agudizar sus cualidades; recomiéndales capacitaciones que hayas visto que resultaron efectivas para otros agentes, solo tú tienes la oportunidad de guiarlos a un nivel mayor del que creen poder alcanzar. Si por el contrario, insisten en retroceder o se niegan a hacer un cambio positivo debes prepararte para ser aún más firme, ten el coraje de decirles lo que necesitan escuchar y recuerda que todo esto persigue un beneficio a largo plazo para ellos (incluso si lo encuentran irritable a corto plazo).

Esta situación requiere un delicado equilibrio, si obligas a que hagan un cambio sin permitirles participar activamente en él, entonces terminarás actuando como un dictador y esa no es la manera de construir un negocio. Debes involucrar a los agentes y motivarlos para que encuentren sus propias soluciones. Hazles preguntas y escucha sinceramente sus respuestas. Es posible que sepas que algo no va a funcionar, pero en lugar de decir “no, esa no es la dirección correcta para ti” (lo que pondrá a la defensiva al agente) debes permitirles ser parte de la decisión. Conviértanse en socios buscando una solución mediante la propuesta de distintas opciones, esto te permitirá identificar el destino correcto y guiar a tu equipo hacia él.

La colaboración fomenta la lealtad y permite a los agentes sentirse orgullosos de lo que hacen. Al brindarles recomendaciones confiables, propiciando el compromiso y colaborando con ellos podrán formar un equipo sólido y saludable. 

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend