¿Sientes que llegas a incomodar a tus clientes? Encuentra el balance

Si lo que tienes que comunicar a tu cliente no es un asunto de tal urgencia que requiera tu aparición sin previo aviso, entonces será mejor que le envíes un mensaje de texto en lugar de hacerle una llamada para no incomodarlo.

Dentro de la relación entre un agente inmobiliario y su cliente existe una delgada línea entre tener una comunicación efectiva y una excesiva (o en muchos casos, molesta), tu tarea como agente es encontrar el equilibrio entre estos dos extremos. Por ello, traemos para ti un par de consejos que te pueden ayudar a conseguirlo.

La clave es mantener una cantidad adecuada de comunicación

El punto de partida más importante es tener claro que debes mantener a tu cliente lo suficientemente informado. No hay nada peor que un cliente pierda una valiosa oportunidad por no haber recibido información oportuna por parte de su agente inmobiliario, o peor aún, que deba desalojar su propia casa (sin previo aviso) porque su agente no le comunicó con anticipación que potenciales compradores harían un recorrido por la propiedad. La falta de comunicación producirá fricciones entre ustedes y el cliente tendrá la impresión de que no eres muy consistente en tu trabajo.

Por otro lado, está el agente que contacta continuamente a su cliente al punto de convertirse en un verdadero dolor de cabeza. En el mejor de los casos, las llamadas constantes harán que el cliente se sienta ligeramente abrumado y molesto, pero en el peor de los casos, puede hacerle creer que no estás lo suficientemente informado o preparado, razón por la que lo contactas constantemente para informarle cosas que olvidaste en la llamada anterior, e incluso, puede ser que dejen de contestar tus llamadas al considerarlas innecesarias o simplemente porque no quieren hablar contigo una vez más.

Entonces, ¿Cuál es el punto ideal? ¿Cómo conseguir el equilibrio?

Ponte en sus zapatos

Una de las cosas que debes recordar es que tu cliente, probablemente no es muy diferente a ti. Sé empático con él y ponte en sus zapatos. Cuando lo piensas de esta manera, no resulta complicado saber cuál es la diferencia entre informarles sobre lo que necesitan saber, así como el momento en que es adecuado que lo escuchen y abrumarlos con información en un momento inoportuno. ¿Cómo te sentirías si tú fueras el cliente y tu agente actuara de la misma manera en que tú lo haces? Si crees que estarías satisfecho, entonces lo más probable es que tu cliente actual piense lo mismo.

Pero además de usar el sentido común, el maravilloso mundo moderno en el que vivimos, nos brinda constantemente soluciones para nuestros problemas y esta situación no es la excepción. Estamos hablando de los mensajes de texto. Así es, esta práctica que en algún momento fue menospreciada por las personas mayores pero increíblemente bien recibida por los jóvenes se ha convertido de manera gradual en un punto crítico para la industria de los bienes raíces y es muy importante que sepas como puedes obtener el mayor beneficio de esta herramienta. Te invitamos a leer la segunda parte de esta nota donde te explicaremos cómo puedes utilizarla de forma profesional y conseguir el balance de comunicación con tus clientes, aspecto fundamental para el éxito inmobiliario.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend