8 tareas del cliente vendedor que pueden cerrar tu venta o arruinarla

Tener tu casa lista para la venta no solo implica realizar una limpieza y un mantenimiento superficial.   Hacer un esfuerzo extra ahora es indispensable para tener una venta tranquila y exitosa después.

Si quieres que tus clientes vendedores arreglen algunas cosas para una venta más rápida, aconséjales que lleven a cabo estas ocho tareas que harán que los compradores corran a dar ofertas.

1. Sellar

Echa un vistazo a todos los marcos y molduras en la casa. ¿Hay algún área que necesite sellador? También examina los alrededores de tinas de baño o regaderas. ¿Cuándo fue la última vez que se le dio mantenimiento a estas áreas?

Este es el momento perfecto para retocar estos espacios y que se vean bien conservados.

2. Accesorios

¿Cuándo fue la última vez que limpiaste el refrigerador? ¿Y qué hay del horno? Dale a estos electrodomésticos una limpieza profunda por dentro y por fuera.

Los compradores abrirán la puerta del horno y revisarán el lavatrastos. Nada es más decepcionante que ver los restos del horneado de Navidad o un lavadero lleno de manchas y desgastado.

3. Sistema de regado

Si la casa que vas a vender cuenta con sistema de regado, es el momento indicado para revisarlo y ver si funciona bien. ¿Hay algunos chorros de agua que apuntan a la casa y deben ser ajustados? ¿Algún elemento está roto y necesita ser reemplazado?

Los cortacéspedes y los herbicidas pueden dañar estas piezas sin saberlo, por lo que es mejor verificar si todo funciona correctamente.

4. Chimenea

Es muy común ignorar la chimenea. Ya sea que se haya usado ocasional o regularmente a través de los años, siempre es buena idea limpiarla y buscar alguien que la revise y corrobore su funcionamiento.

Si hay una pila de cenizas de los tres inviernos pasados, sería una muy buena idea limpiarla. Sobre todo, si la venta se lleva a cabo cerca del invierno y la temporada navideña, los compradores buscarán casas cálidas y acogedoras.

5. Mantenimiento y marco de ventanas

Es fácil olvidarse de las ventanas pues más allá de abrirlas y cerrarlas, la mayoría de la gente no hace más con ellas en el día a día. Cuando se trata de limpiar, no nos referimos a quitar el polvo de encima, sino a realmente aspirar y ser minucioso hasta que quede libre de polvo y otra basura que se pudiera haber acumulado.

También debes revisar los marcos de las ventanas y asegurarte de que no tengan pintura desgastada, decoloración o manchas de humedad. No importa qué tipo de ventanas tengas, asegúrate de que funcionen correctamente.

Los compradores no sólo abrirán las ventanas, si no que seguramente también prueben las manijas. Si algo de las ventanas es eléctrico asegúrate que los controles funcionen correctamente.

Las cortinas pueden acumular mucho polvo, por lo que es una buena idea que las laves y, de ser necesario, las lleves con un profesional para que se limpien de manera adecuada. No olvides limpiar los cortineros también. Si las cortinas ya están demasiado desgastadas, considera reemplazarlas para darle a tu casa una mejor imagen.

Recuerda, que el inspector de tu casa necesitará abrir las cortinas para revisar las ventanas. Sé muy cuidadoso con las persianas, es muy fácil romperlas o que se zafen cuando el comprador las mueve.

6. Mosquiteros

Hablando de ventanas, ¿todas las ventanas tienen mosquiteros, o deberían tener? ¿Los mosquiteros están en buen estado o necesitan ser reparadas? Ahora es el momento para buscar un reemplazo, antes de que la casa salga al mercado.

7. Ático

¿Cuándo fue la última vez que se revisó el ático? Te sorprenderías de lo común que es olvidar y dejar cosas luego de que el cliente vendedor se va, accesorios de golf, decoraciones de navidad y otros elementos. Regularmente también hay cosas que no se quieren.

Asegúrate de que este espacio esté limpio para que no se olvide después. Una vez que el comprador ha encontrado la casa, el proceso se comienza a acelerar (o al menos eso parece). Con tantas cosas que se presentarán al vendedor (inspecciones, reparaciones, empacar, mudarse) es posible que olvides pertenencias en el ático.

Y mientras estás ahí arriba, revisa que todo se encuentre en buen estado.

8. Seguridad

Por último, poner la casa en el mercado significa que habrá muchos visitantes durante sus muestras, open house y citas programadas. Asegúrate que el seguro del cliente vendedor esté activo, y haz que la casa sea segura y cómoda de recorrer.

Si hay desniveles o escalones en la casa, asegúrate de poner letrero para que los visitantes estén pendientes al caminar. Asegúrate de que esté bien iluminado y que no haya ningún objeto que pueda causar el tropiezo de algún cliente comprador.

Revisa que haya suficientes tapetes para que los visitantes puedan limpiar sus pies y prevenir que se resbalen. Si es posible y necesario, pide a tus clientes compradores que se quiten los zapatos para entrar a la casa por ejemplo si es alfombrada y ha llovido.

Finalmente, resguarda los objetos valiosos durante las visitas. Cualquier objeto de valor sentimental o de colección debe guardarse. Los amantes de lo ajeno pueden llegar a visitar durante un open house.

Aunque la lista para preparar la casa para el mercado puede parecer larga, seguir estos pasos ahora hará la transacción más tranquila y además ayudará a llegar al cierre de venta de la propiedad.

Artículo anteriorArtículo siguiente

Log in

You’ll be automatically logged in 5 seconds.

Forgot password?

Forgot your password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Close
of

Processing files…

Send this to a friend