Cómo desarrollar una marca personal y empresarial poderosa

Aquí la clave para sobresalir entre la competencia y las estrategias que puedes aplicar para desarrollar tu marca personal y como compañía.

Se dice que apenas son necesarios siete segundos para crear una buena o mala impresión en alguien.  Sin embargo, en la actualidad la construcción de una adecuada imagen personal o empresarial se ha vuelto una tarea más compleja.

En un entorno cada vez más digitalizado, con una oferta casi infinita de perfiles profesionales y servicios de diversa naturaleza, el desafío es enorme. Recientemente, el ranking BrandZ Top 100 Global de WPP y Kantar Millward Brown, reveló que Google, Apple y Microsoft son las tres marcas más valiosas a nivel global y eso se debe, sin duda, a las experiencias que ofrecen a sus consumidores.

Hoy las marcas per se han dejado de ser protagonistas y sus acciones han ganado terreno. Su reputación importa más que nunca y, a menudo, esta se basa en pilares, como la innovación y el interés que muestran por el cliente y su entorno. Una marca se vuelve significativa cuando mejora la calidad de vida de su público meta y eso, en definitiva, lo consiguen solo las marcas que alcanzan un alto nivel de diferenciación.

Te sugerimos leer también: Cómo vender inmuebles a los millennials

LA DIFERENCIACION: LA CLAVE DEL EXITO 

Para Ivonne Vargas, especialista en capital humano y speaker de InCON, ya sea como profesionales o como empresas, nos enfrentamos a un mercado tan competido, donde hay demasiada gente desarrollando la misma actividad que tú, que es vital desarrollar un argumento de venta individual y propio –justamente-, como un mecanismo de diferenciación.

“Un cliente no sabrá de ti, de tu producto o servicio si solo te anuncias en canales convencionales. Es necesario hacer uso de la tecnología, de las nuevas formas de comunicación, generar conversación, vincularte, hacer networking. A través de todo esto logras esa diferenciación”, explica Ivonne.

En su opinión, es básico considerar que el poder de compra o la decisión sobre un producto o servicio individual o empresarial, es mucho más selectivo ahora y que se basará predominantemente en quién posee la mejor presencia de marca.

Hablaremos de este y otros temas que te harán llegar a la cima del negocio inmobiliario en InCOn el próximo 6 de septiembre. Conoce la agenda completa de talleres y actividades.

ARMA UN BUEN ARGUMENTO DE VENTA DE TI MISMO 

“Por ejemplo, en términos profesionales, hoy me reúno con empresas que enumeran los motivos por los que no pudieron cerrar una posición con determinado candidato y una de las razones principales es que este no tuvo un buen argumento de venta o no supo demostrarlo y eso está muy ligado con el desarrollo del poder de marca. Hoy los influencers se distinguen y determinan un patrón de compra”, asegura.

Las condiciones del mercado están dadas, es necesario generar hábitos y utilizar las plataformas digitales para crear una marca personal diferenciada cuyo enfoque sea la experiencia del público meta.

Empresas y empleados deben orientar sus políticas y estrategias al buen manejo de su imagen y para ello, Ivonne Vargas, recomienda seguir cuatro pasos:

1. Empieza por un principio de realidad: analiza la situación de tu empresa en la creación de su marca al interior y al exterior. Por ejemplo, su posición en redes sociales. En el caso de un perfil individual, revisa qué estás comunicando en esas plataformas y cómo quieres ser percibido.

2. Arma un cronograma de trabajo: con base en el punto anterior y la revisión de los resultados que te reportaron, establece con qué recursos humanos y tecnológicos cuentas para continuar o modificar tus acciones.

3. Elige el tono y el canal de tu comunicación: toma en cuenta a tu target y comunica lo mejor de tu experiencia (clientes satisfechos, nivel de ventas, consejos y contenido que ayude a tus clientes a tomar una decisión de compra, etcétera) o lo que hace te hace diferente de tu competencia. Eso puede mover la balanza a tu favor, siempre y cuando lo demuestres con hechos y seas constante en el nivel de atención que ofreces a tu público.

4. Sé constante y mide: el que persevera alcanza y esa paciencia da muchos frutos en términos de fidelidad y posicionamiento web. Además, esa asiduidad te dará la oportunidad de detectar qué acciones funcionan mejor que otras y cuáles puedes descartar en el futuro debido a su bajo rendimiento. Las métricas serán tu mejor guía.

No dejes de asistir a InCON donde entraremos a detalles de este y otros temas, como marketing digital, estrategias de venta y uso de redes sociales.

Otros artículos relacionados

¿Cuéntanos qué opinas?

Mostrar
Ocultar